El diestro Rubén Pinar ha protagonizado una importante actuación hoy en el coso vallisoletano de La Flecha, en Arroyo de la Encomienda, donde ha salido a hombros tras desorejas al sexto toro de una buena e interesante corrida de Victorino Martín.

Con ese toro, último de la corrida, el primero en poner ambiente de frenesí fue Otero con los palos, espectacular y poderoso. Pinar inició después la faena por bajo, abriendo los caminos de las bravas embestidas de «Barbacana».

El albaceteño construyó una faena en los medios bien hilvanada sobre la diestra. Por el izquierdo tenía menor recorrido. Planta asentada y suficiencia de Pinar en una faena con fibra rematada con una estocada trasera y tendida, tras pinchar en el primer intento. Dos orejas para él.

Antes ya había estado resuelto y sin fisuras Pinar con el tercero, al que diseñó una faena de torero maduro y despejado de ideas, con muy buenos momentos al natural, con muletazos de trazo largo ante un toro de alta nota por el izquierdo. En el tramo final sobre la diestra instrumentó una tanda estimable con mucha intensidad. Falló a espadas.

Abrió fuego Curro Díaz con «Hechuras», un toro con el que se estiró el de Linares a la verónica, dejando algunos lances de muchos quilates, abrochados por una media. Buen empleo en el peto, en sus dos viajes, el astado, con el que se agarró con eficacia Alfonso Doblado.

Un torrente de embestidas por el derecho las de este primer Victorino, bravo, con humillación y repitiendo con codicia. Le plantó cara Curro Díaz sobre la diestra, fuera de las rayas, sin respiro, desbordado por momentos. Por la izquierda no tenía la misma condición. Dejó un contundente espadazo tras pinchar en el primer envite, como broche a una faena a menos.

Desconcertante y caótica fue la lidia del cuarto, que lució una insulsa embestida y le faltó chispa en la muleta. Curro Díaz lo intentó en vano intentando sacar agua de un pozo seco. Sin fortuna con los aceros.

Morenito firmó pasajes de alta nota con el segundo, un toro de pastueña y noble embestida por el derecho. Temple, cadencia y ligazón en la muleta del arandino, aprovechando la buena condición de «Bosilero». Emborronó con los aceros una buena actuación.

El burgalés se lució a la verónica en el quinto, abrochando con una media de cartel de toros en la misma boca de riego. Faena de perder pasos sobre la zurda, con un toro pegajoso y justo de raza. Pero no se aburrió Morenito, en una labor sorda en la que primó el fondo sobre la forma, manejando bien los tiempos y las distancias. Cortó una oreja.

FICHA DEL FESTEJO.

Toros de Victorino Martín, correctos de presencia y de parejas hechuras, y de buen juego, destacando el encastado primero, el noble segundo, el tercero por el pitón izquierdo y el bravo sexto.

  • Curro Díaz, que sustituía a Emilio de Justo, ovación y silencio.
  • Morenito de Aranda, ovación y oreja.
  • Rubén Pinar, ovación y dos orejas.

Gran ambiente en la plaza de toros cubierta de La Flecha, con los tendidos prácticamente llenos para contribuir a favor de la Asociación de la Esclerosis Múltiple.

 AGENCIA EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here