Entrevista a Villita «Si no llego a ser figura, no compensa mi esfuerzo y sacrificio.»

Juan José Villa, Villita, es uno de los novilleros con picadores de la actualidad. Se sitúa en lo alto del escalafón de estos y como novillero sin picadores dió mucho que hablar, ganando el Ciclo de la Maestranza y cortando orejas en Madrid. Es un novillero muy puro, que torea con sentimiento y con el alma, y va a dar mucho que hablar tanto en esta etapa, y como matador de toros.

• ¿Cómo calificas tu carrera hasta el momento?
– «La califico de una manera muy positiva, ya que gracias al mundo del toro he aprendido valores como el respeto, la educación, la responsabilidad y el sacrificio diario. Le debo casi todo al toro. Desde siempre he tenido adicionados siguiéndome y muchas personas tenían las miradas puestas en mí. He pasado momentos malos y mucha gente ha estado ahí y me ha ayudado a seguir creciendo.»

• ¿Cómo está influyendo la pandemia en tu carrera?
– «Nos ha afectado mucho a todos los toreros. A mí, personalmente, me ha venido muy bien el haber estado un tiempo sin torear en las plazas para pensar, meterme en lo que yo busco. Es negativo, porque hemos toreado menso, pero para mí positivas porque estoy consiguiendo cosas que no me imaginaba que podía hacer.»

• ¿Te consideras uno de los novilleros punteros del escalafón?
– «Para bien o para mal, nunca me ha gustado fijarme en ello. Tengo claro que como novillero sin caballos conseguí cosas muy importantes: Alfarero de Plata, Certamen de Sevilla, oreja en Madrid. Se puede decir que soy novillero puntero porque he toreado muchas novilladas y siempre ha habido gente pendiente a mí, y eso es de agradecer.»

• Vienes de dinastía torera. ¿Ha influido tu padre en algún momento de tu carrera?
– «Mi padre fue novillero de la escuela taurina de Madrid y luego se pasó a la plata, dónde durante muchísimos años acompañó a esta escuela. Yo empecé a querer ser torero desde muy pequeño y claro que influyó en algo. Llevo queriendo ser torero desde que no tenía uso de razón y es uno mismo el que tiene que tener la afición y las ganas.»

• ¿Cómo te sentiste la tarde de Casas Ibáñez en la que abres la puerta grande?
– «La verdad que la tarde de Casas Ibáñez fue una tarde muy importante, en la que me tenía que poner a prueba después de tanto tiempo sin torear. Compartía cartel con dos grandes novilleros y estuve a la altura, cortando dos orejas y sacando sensaciones muy positivas para seguir creciendo y evolucionando, que es lo que más me preocupa en este momento.»

• ¿Qué se siente al pisar La Maestranza y al ploclamarse campeón de su certamen?
– «Sin duda alguna, son los dos días más importantes de mi vida. Es la plaza con la que sueño, me encanta su afición. Llegar y salir campeón del Certamen es una de las cosas más bonitas que me ha pasado. El cuadro que tiene La Real Maestranza es incomparable.»

• ¿Esperas volver a Sevilla como novillero con caballos?
– «Espero volver a Sevilla. Estaba anunciado en el 2020, pero la pandemia lo fastidió todo. Espero que cuando todo vuelva a la normalidad, vuelva y pueda disfrutar de lo que es Sevilla porque tengo muchísimas ganas de volver.»

• ¿Cuáles son tus objetivos a corto o medio plazo?
– «Al fin y al cabo, mi único objetivo es abundar mucho mi toreo, buscarme interiormente. Intento torear con el alma y con el sentimiento que tengo e intento interpretar. Al final busco relajación personal y el asentamiento. Lo que quiero es que la afición cuando me vea piense que soy diferente a los demás.»

• ¿Qué esperas del futuro?
– «Espero ser feliz haciendo lo que más me gusta, torear durante muchos años. Estoy seguro que si es durante muchos años es porque estoy funcionando y estoy en el lugar donde quiero estar. Tengo muy claro de la forma en la que quiero estar en el mundo del toro. Estoy para ser figura del toreo y si no, creo que no compensa todo el esfuerzo y sacrificio que hay detrás de esto.»

• ¿Qué le quita el sueño a Juan José por las noches?
– «Muchas noches, el poder torear un toro a placer en las dos plazas más importantes para mí, Madrid y Sevilla, se encargan de desvelarme. Esa faena especial y única, me quita el sueño.»

• Y para cerrar, ¿quién es Villita?
– «Villita es una persona muy trabajadora. Todos los días se levanta y lucha por y para el toro. Desde muy pequeño dejé al lado todas mis amistades por dedicarme a la profesión a la que amo. Creo y pienso que la forma de funcionar en esto es a base de sacrificio y teniendo claro que lo primero es el toro.
Villita es un novillero está esperando su oportunidad para que le vean en una plaza importante y creo y deseo que sea muy pronto. Me encuentro a un gran nivel y es un novillero que intenta y quiere torear con el alma.»

Así se muestra el diestro toledano. Tiene claro lo que quiere y no le ha importado nunca dejar al lado amigos para dedicarse al toro. Sueña con Madrid y Sevilla, como todos los chavales, pero muy pocos pueden decir que han triunfado en las grandes ciudades con tan solo 20 años. Apunten su nombre, aún que ya deberían de haberlo hecho.

Lolo Gómez.