Julián López “El Juli”, que ha cortado tres orejas, ha sido el gran triunfador de la primera corrida de la feria de San Antolín en Palencia, y el diestro peruano Roca Rey le ha acompañado en su salida a hombros, al cortar dos orejas, mientras que Morante de la Puebla se ha ido de vacío.

Se han lidiado toros de Zalduendo, correctos de presentación y de juego manejable. El quinto excelente.

  • Morante de la Puebla, de verde esmeralda y oro, pitos y ovación.
  • El Juli, de marino y oro, oreja y dos orejas.
  • Roca Rey, de malva y oro, oreja tras aviso, y oreja tras aviso.

Tres cuartos de entrada en una tarde de veraniega temperatura.

Al finalizar el paseíllo se ha guardado un minuto de silencio, en memoria del torero palentino Marcos de Celis, fallecido este año.

En ese “mano a mano” encubierto que vienen librando El Juli y Roca Rey durante la temporada, el madrileño se llevó el gato al agua en Palencia ayudado por un mejor lote.

MORANTE DE LA PUEBLA

Prácticamente inédito Morante con el que abría plaza, una animal claudicante, podrido, tras probarlo en el tercio por ambos pitones decidió abreviar, dejando una estocada habilidosa.

Morante se las vio con un cuarto desrazado, que llegó al último tercio aplomado. Dejó detalles de su particular tauromaquia, a compás cerrado, vistosos algunos remates, aquello no tomó vuelo. Pinchazo y estocada

EL JULI

El Juli se templó a la verónica con el segundo, un toro noble y de buen aire, no sobrado de fortaleza. Faena de menos a más en los medios, no le apretó en los inicios, administrando el depósito de “Declamador”. Se gustó por momentos El Juli al natural, firmando pasajes con temple y relajo llevándolo cosido a la muleta, en redondo sobre la diestra. Tras un epílogo de bucles, mató de media estocada muy trasera.

El Juli apenas dejó que señalaran en varas al quinto, de bastas hechuras, fácil con los palos Álvaro Montes. Apertura por alto del madrileño, fuera de rayas. “Zamorrido” embistió por abajo, con recorrido. Faena maciza, con ritmo, cimentada en el temple y la ligazón, sobre la diestra. Lo llevó largo y muy por abajo El Juli, exprimiendo la gran condición de “Zamorrido” que tuvo mucho fondo. Estocada inapelable, de letal efecto

ROCA REY

Roca Rey dejó algunas verónicas al ralentí con el tercero, un toro atacado de carnes. Toro de buen aire pero que se rajó pronto. El peruano principió la faena con cambiados por la espalda. Excesivos resultaron los tiempos muertos entre las tandas, dentro de un conjunto de largo metraje, en el que templó y bajó la mano, llevándoselo hasta el final. El tramo final trascurrió por los cauces de la variedad y el arrimón. Gran espadazo.

Roca Rey llevó por alto a pies juntos las embestidas de “Viajante” el toro que cerraba plaza. Se puso sobre la diestra, dando distancia y dejándose venir al animal, que sacó movilidad y soltó la cara en el momento de tomar la muleta. A “Viajante” no le gustaban las distancias cortas en los inicios, más prosteton que cuando Roca Rey lo citaba de lejos. Faena bien hilvanada, con la planta asentada, mostrando una gran seguridad y aplomo. En el tramo final, dio paso a los circulares invertidos antes de dejar estocada entera y tendida.

Foto y Crónica de Agencia EFE

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.