Crónica de la UTAA del festejo del 6 de mayo

UNION TAURINA DE ABONADOS Y AFICIONADOS DE SEVILLA

«BIEN POR EL PRESIDENTE»

TOROS DE NUÑEZ DEL CUVILLO PARA MORANTE DE LA PUEBLA, JUAN ORTEGA Y ROCA REY

 

Viernes, 6 de mayo de 2022.

En UTAA-SEVILLA hemos criticado en varias ocasiones errores graves del presidente Sr. Fernández de Figueroa. Mañana podrá comprobar que  críticos agradecidos, taurinos y agradaores varios, le van a zumbar la badana. Al menos desde aquí queremos decir bien alto y claro que la oreja que no concedió a Roca Rey en su segundo fue una decisión acertada y encima no incumplió el reglamento.

La norma dice que para conceder  la primera oreja debe haber mayoría de petición. La tradición es que la petición se hace mostrando pañuelos. El griterío no vale. Pues bien la norma no especifica si la mayoría debe ser del 51% o del 90%. Si queremos mantener la categoría de plaza de primera de la Maestranza y la excelencia de la labor de los toreros, apliquemos el 90%. Eso habrá pensado el usía cuando ha rechazado la petición, mas gritando que con pañuelos. También evita una quinta Puerta del Príncipe, a todas luces inmerecida.

La corrida de Cuvillo ha estado bien presentada, excepto el quinto, que no tenía remate ni cuajo de plaza de primera.

Los toros han sido flojos, sosos y mansos consentidos. Tener en cuenta que una vez más la suerte de varas ha sido una autentica vergüenza, no se pica y encima se aplaude.

Hoy nos gusta señalar positivamente la cuadra de caballos de Enrique Peña. Nos consta que doma y prepara sus caballos con una dedicación plena y exquisita. Son caballos toreros que pocas veces pueden lucir sus cualidades en este destierro de la suerte de varas. Pero esta tarde el sobrero entra al caballo por los pechos, el picador no pica, levanta el palo, y allí únicamente pelean caballo y toro. El caballo alzado y sostenido por las patas traseras aguanta al toro y la res no logra derribar. Un aplauso para ese caballo del que desconocemos nombre.

El no picar ningún toro propicia que el toreo de capote haya sobresalido esta tarde. Verónicas eternas y templadas de Morante. Como Juan Ortega mecía en la bamba del capote esas embestidas y como Roca Rey atacaba con firmeza y ponía sobre el albero lo que le faltaba a sus oponentes.

Morante entregado en la muleta en sus dos toros ha ofrecido una buena tarde, pero siempre significando que los toros bombones son su especialidad pastelera y aunque se rajen, los busca y en chiqueros se da un arrimón.

A Juan Ortega lo hemos visto desangelado. Quitando su buen toreo capotero, en la muleta no tuvo suerte con su primero que se vino abajo muy rápido y en el segundo no se acopló y paso desapercibido.

Roca Rey en su línea. Sale a darlo todo y encandila a este público triunfalista maestrante. Pisa terrenos comprometidos que provoca embestidas, otra cosa es el temple y buen gusto de sus muletazos. El toro bombón de hoy, aparte de esa valentía intrínseca del peruano, pide más temple y empaque. Provoca con su labor enardecer al público también bombón y el presidente otorga dos generosas orejas que luego comprobamos comprendió que se equivocó y en el rictus de su cara se adivinaba que no habría Puerta del Príncipe.

Si con esta rectificación consigue contagiar a sus dos compañeros de palco bienvenido al reino de las exigencias. Si es solo flor de una tarde, malo, malo, malo.