Vitoria endurece los requisitos para licitar las corridas de toros en 2017

2

José Cutiño ultimo gestor renuncio a la prologa que tenia derecho

El Ayuntamiento de Vitoria ha sacado el pliego de condiciones para licitar la explotación de espectáculos taurinos en la plaza de toros Iradier Arena durante las fiestas de La Blanca de 2017, que endurece los requisitos impuestos hasta ahora.

Fuentes municipales han recordado a Efe que el año que viene se celebrará una consulta popular en Vitoria sobre el futuro de la tauromaquia en la ciudad, aunque no sería vinculante y, en todo caso, si el resultado es contrario a la celebración de las corridas de toros, se aplicaría en 2018 si el contrato para 2017 está ya firmado.

La ordenanza municipal sobre protección y tenencia de animales que conllevó la prohibición este año de la tradicional carrera de burros, que se celebraba desde 1962, no afecta a los espectáculos de tauromaquia.

Dado que el anterior adjudicatario, Coso de Badajoz dirigido por José Cutiño, renunció a una prórroga de su contrato, el Ayuntamiento ha publicado hoy el pliego de condiciones para la feria taurina de la Blanca, que se celebra el 25 de julio y entre los días 5 y 9 de agosto.

El nuevo pliego endurece las condiciones ya que, a diferencia de este año, la empresa adjudicataria tendrá que hacerse cargo tanto de la arena del coso como de la banda de música o fanfarria que anime las tres corridas.

Otros aspectos, como los servicios médicos y veterinarios también deberán ser gestionados, contratados y abonados directamente por las empresas adjudicatarias, como en años precedentes.

También establece que el nuevo adjudicatario deberá organizar al menos tres corridas, una de las cuales puede ser mixta o de rejones y otros tres espectáculos de caballos o relacionados con el mundo del toro.

El Ayuntamiento precisa en un comunicado que «la presentación de este pliego se circunscribe a la renuncia del anterior empresario y se saca en situación de normalidad antes de que la ciudad tome una decisión sobre el futuro de la tauromaquia en la ciudad».

A la vista de esta decisión, la organización ecologista Eguzki ha pedido al Ayuntamiento que retire este pliego de condiciones y prohíba de forma inmediata y sin exclusiones todos los actos de maltrato, empezando por las corridas de toros.

Recalca que la feria taurina de La Blanca «contradice la filosofía de la ordenanza municipal de tenencia de animales», va contra la decisión de «la mayoría social y del pleno» de Vitoria y recuerda que las dos corridas de toros y la de rejones de 2016 atrajeron a 6.156 personas al Iradier Arena, es decir un 25,9 % del aforo.

Por ello, Eguzki pide a Urtaran que no mire «para otro lado» ni se escude «en que no le gusta prohibir» y, en lugar de «ofertar la plaza como espacio para la tortura», cambie la feria taurina por otros actos lúdicos respetuosos con los animales.

Agencia EFE

2 Comentarios

  1. También pueden programar corridas de toros y por la noche otro tipo de espectáculos, o hacer lo que han hecho en Zaragoza, que han sido capaces de llevar 35.000 personas a la plaza en un día, con espectáculos taurinos diversos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here