Diego Ventura ha cortado la única oreja de la corrida de la beneficencia, en la que ha compartido cartel con ‘El Juli’ y Urdiales en un festejo presidido por su Majestad El Rey Felipe VI que de esta manera ha mostrado su apoyo al mundo de la tauromaquia.

Abrió la tarde Diego Ventura con garrocha en mano esperándolo en la puerta de toriles. Tras un rejón de castigo, sacó a lío para poner tres largas al quiebro. Lo templó y lo recogió con suavidad a lomos de Nazarí para poner otras dos largas. Cerró con Remate para poner tres rosas ajustadas y el rejón de muerte entró entero pero trasero. Se amorcilló y necesitó de un certero descabello. No le ayudó el cuarto andarín a Ventura. Con Nazarí puso dos largas y tuvo que emplearse con Fino para poner otra. A lomos de Bronce en cercanías levantó faena y a más con Dólar y el par a dos manos sin bocado. Una rosa con Remate y el rejón de muerte fue certero. Oreja para Diego Ventura.

Salió el segundo de la tarde y nada en el capote de El Juli. Astado muy justo de fuerzas al que el madrileño supo entender. Le buscó la altura y ligó varias series por ambos pitones con mucha suavidad, lástima el poco celo del animal. Embistió con nobleza pero sin casta alguna. Mató de estocada entera y fue ovacionado. Al jabonero que hizo quinto lo recibió El Juli con cuatro a pies juntos, bajando las manos y remate con una media muy torera. Quite del madrileño con pausadas verónicas. Tampoco se le podía bajar mucho la mano al jabonero ya que doblaba las manos. El Juli pidió calma y le cogió la altura para dejar dos series importantes ligadas y con mucha suavidad. Naturales profundos y faena de menos a más, disposición máxima del torero que sacó más de lo que tenía. Lástima la espada ya que pinchó en tres ocasiones antes de una entera y saludar desde el tercio la ovación de Madrid. 

El tercero apretó en banderillas y no le dio tiempo a «Pirri» a refugiarse en el burladero. Fue trasladado de inmediato a la enfermería. Tenía mucho que torear y bien lo hizo Diego Urdiales. Hilvanó tandas con largura por ambos pitones llevando con templanza la embestida con genio y transmisión del de Cuvillo. Los remates marca de la casa fueron artísticos y mantuvo la intensidad de la faena. Destacar los naturales a pies juntos. La estocada hizo guardia y necesitó del descabello saludando ovación. El sexto fue devuelto en banderillas y salió el sobrero de La Reina. Resultó complicado pero tuvo a un firme y dispuesto Diego Urdiales que puso mucha garra ante las dificultades. Dejó naturales con mucho poso aunque no tuvo el eco en los tendidos que merecía la faena. Mató de estocada entera y saludó ovación. 

FICHA DE LA CORRIDA DE LA BENEFICENCIA

Plaza de toros de Las Ventas, Madrid. Corrida de Beneficencia, con cartel de no hay billetes.

Toros de Los Espartales para rejones, mansos, aunque con más movilidad el 4°; y de Núñez del Cuvillo para la lidia a pie.

  • El rejoneador Diego Ventura, ovación con saludos y oreja
  •  El Juli, ovación con saludos desde el callejón y ovación con saludos
  • Diego Urdiales, ovación con saludos y ovación. 

 El rey Felipe VI presidió la corrida acompañado del ministro José Luis Ábalos, del presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Pedro Manuel Rollán, del matador de toros Juan José Padilla y del director gerente del Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid, Manuel Ángel Fernández.

PARTE DE VÍCTOR HUGO SAUGAR “PIRRI”

 “Herida por asta de toro en región glútea izquierda con una trayectoria ascendente de 35 cm, que produce lesiones en músculos glúteo mayor, glúteo medio, contusiona nervio ciático y rompe fascia lata, presentando orificio de salida en cresta iliaca antero superior. Es intervenido bajo anestesia general en la enfermería de la plaza y se traslada a Clínica Fraternidad Muprespa Habana. Pronóstico: Grave, que impide continuar la lidia. Fdo: Máximo García Leirado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here