Volvía el hierro de Agustín Montes una vez más a Guadarrama, fiel a una plaza talismán para la ganadería de Montealto y de nuevo no defraudo a los aficionados. Muy noble y aprovechable toda ella, a pesar del número excesivo de orejas concedidas donde hubo unas de mayor importancia y otras de menor peso, la gente se divirtió y salió hablando de toros.

 

MONTEALTO| Rafael González – Cristóbal Reyes – Francisco de Manuel


Plaza de toros de Guadarrama, 30 de Septiembre de 2018. Segunda de Feria. Media plaza en tarde calurosa. Seis novillos de Montealto bien presentados y de buen juego en general.

Rafael González  (dos orejas y oreja)

Cristóbal Reyes (silencio y oreja)

Francisco de Manuel (dos orejas y oreja)

 

Abría la tarde uno de los toreros que dejó un buen ambiente el año pasado y unos de los nombres del año. Rafael González despachó un primer novillo tan noble como soso, donde gracias a la técnica del torero consiguió sacar provecho del animal. Novillo que fué de más a menos, el torero tiró de arrimón para finalizar con unas luquecinas donde se pasó al animal muy cerca. Mató de estocada y fué concedida las dos orejas. Con el cuarto animal, un novillo serio y astifino, volvió a basar la faena en la técnica bien aprendida. Novillo que no terminaba los muletazos y donde a base de intentar sacar de uno en uno, Rafael consiguió tandas de muletazos de bella factura. Mató de estocada y fué concedida otra oreja.

FOTO: Andrés Gete

Cristóbal Reyes, le correspondió en primer lugar un novillo fuerte y serio. Se fué a portagayola donde tuvo que tirarse cuerpo a tierra para evitar que el «tren» de Montealto le arrollara. Novillo con movilidad, apretó en el caballo. El torero no llegó a aprovechar la buena condición del animal que ofrecía embestidas nobles y donde Cristóbal no llegó a cogerle el ritmo al animal. Palmas para el novillo en el arrastre y silencio para el torero. Con el quinto novillo de la tarde, Cristóbal recibió una fuerte voltereta con el capote. Con la muleta, el novillo pedía una serie de ideas y planteamientos de faena donde Reyes no lo vió, donde a pesar de ello consiguió muletazos templados por el pitón izquierdo pero sin llegar a calar en el público. Al entrar a matar resultó prendido y tras una fuerte voltereta consiguió cortar una oreja.

FOTO: Andrés Gete

Francisco de Manuel, frente al tercer novillo de la tarde un «tacazo» castaño de bellas hechuras, consiguió sacarle verónicas basado en el buen juego de brazos. Vertical como un palo toreó a un novillo tan noble como soso en sus embestidas. Faena de temple frente al aire que soplaba y siempre con una firmeza de pies y mucho mando en las embestidas del animal. Mató de buena estocada y cortó las dos orejas. Con el sexto del encierro otro toro largo y fuerte, De Manuel siguió la misma línea de toreo que interpretó con su novillo. Toreo basado en el temple y mando sobre el animal, consiguió sacar muletazos templados. Mato de otra buena estocada y corto una oreja.

FOTO: Andrés Gete

Destacar el par de banderillas el torero de Colmenar Viejo, Juan Carlos Rey

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here