Roca Rey al Hospital tras cortar un Rabo en Andújar, Ponce tres orejas

0

Roca Rey corta un rabo y sufre una dura cogida en Andújar

La faena de valor y de apostar de Roca Rey, que le valió para cortar un rabo y resultar, asimismo, lesionado en la «parte baja de la espalda», y las tres orejas que cortó Enrique Ponce fue lo que dio de sí el accidentado y triunfal festejo celebrado hoy en Andújar (Jaén). Cayetano Rivera fue ovacionado al término de sus dos labores tras fallar con al espada en ambas.

FICHA DEL FESTEJO

Se lidiaron seis toros de Salvador Domecq, flojos de presentación y de poco juego en líneas generales. Corrida noble pero falta de fuerza y de casta.

Enrique Ponce, oreja, oreja tras aviso y oreja en el que mató por el lesionado Roca Rey.

Cayetano Rivera, ovación y palmas tras aviso.

Andrés Roca Rey, dos orejas y rabo en el único que mató.

En cuadrillas, destacaron los subalternos Joselito Rus tanto en la brega como en banderillas; y saludaron tras banderillear al quinto Iván García y Alberto Zayas.

Roca Rey sufrió una espeluznante voltereta en el tercero

En la enfermería fue revisado el peruano Roca Rey, cogido en el tercero de corrida, de un fuerte golpe en la zona del coxis, del que fue derivado al hospital Alto Guadalquivir de Andújar para ser sometido a un estudio radiológico.

La plaza rozó el lleno en los tendidos.

Expectación por todo lo alto en Andújar para ver la corrida de toros con la que se abría oficialmente la temporada taurina en la provincia de Jaén. Los tendidos del viejo coso iliturgitano rozaron el lleno total en una tarde espléndida de temperatura.

Decepcionó la corrida de Salvador Domecq, que fue muy descastada y floja. Ponce anduvo sobrado con los tres toros a los que se enfrentó. Muy por encima destacó sobre todo en el cuarto al que toreó con suavidad, temple y gusto por el lado derecho.

Cayetano anduvo con aptitud de novillero durante toda la tarde. Muy acelerado y eléctrico, gustó mucho a sus partidarios que jalearon lo bueno y lo menos bueno. Falló con los aceros.

Un alboroto formó el peruano Roca Rey en el tercero de la tarde. Quietud y enorme valor en un trasteo en los terrenos del toro. En un pase por la espalda resultó violentamente volteado, colgado en el pitón en unos angustiosos momentos. Visiblemente conmocionado remató su labor al grito de ¡torero, torero!. Cortó los máximos trofeos en el único que mató.

AGENCIA EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here