Esta intervención no supone ningún riesgo para su reaparición en Fallas 
 

El diestro Paco Ureña fue sometido el pasado lunes a una nueva intervención en la Clínica Novovisión de Madrid por el doctor Marco Sales. Finalmente el torero ha perdido el ojo ya que han surgido complicaciones en forma de úlcera que le han provocado dolores y malestar a causa de diversas infecciones. Por todo ello ha decidido extraer el globo ocular y colocar una prótesis con la que asegura el curso total de su temporada teniendo el inicio en las Fallas de Valencia.
 
El torero ha tomado la decisión pensando en el compromiso con su profesión, ya que sino hubiera sido intervenido ahora, le podría haber traído problemas a lo largo de la temporada y eso es algo que no va a pasar tras esta intervención. Tras diez días de reposo podrá volver a seguir con los entrenamientos en el campo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here