Andrés Roca Rey recibe el alta médica tras cornada sufrida en El Puerto de Santa María

unnamed 118

Compártelo...!

El torero limeño abandona la Clínica Viamed con muletas dispuesto a proseguir su preparación y rehabilitacióin en su domicilio y volver a los ruedos en el menor tiempo posible y en plenas facultades.

El matador de toros peruano Andrés Roca Rey ha sido dado de alta esta tarde desde la Clínica Viamed en Sevilla, donde fue ingresado tras sufrir una cornada el pasado sábado en la plaza de toros de El Puerto de Santa María.

Roca Rey fue operado en la enfermería de la plaza después de su primer toro, sufriendo una cornada  de dos trayectorias ascendente y descendente de 18 cm en la cara interna de la pierna y a la altura del gemelo derecho, que según el parte médico del Dr. A. Carabot Rodríguez, contusionó la musculatura interna gemelar.

Roca Rey fue trasladado a Sevilla a la finalización del festejo, y tras lidiar a su segundo toro, donde ha estado bajo la atenta supervisión del Dr. Octavio Mulet. El diestro ha recibido el alta hoy para continuar con su rehabilitación y preparación en casa, tras un informe médico favorable que ha incluido vigilancia y curas de la herida, tratamiento antibiótico y pruebas complementarias.

El parte de alta detallaba: “Se revisa la zona sintomática referida por el paciente a nivel de cara laterointerna de pierna derecha, identificándose rotura fibrilar de aproximadamente 11 mm, cambios inflamatorios circundantes, con presencia de imagen hiperecogénica tubular en relación a drenaje de Penrose. No se identifican colecciones. El tratamiento posterior consistirá en analgesia, antiinflamatorios, antibioterapia (Amoxicilina-Clavulánico) y cuidados de la herida.”

Además, durante su ingreso se ha procedido a revisar y asegurar que no hay ningún peligro derivado de los percances sufridos en Santander o Huelva, permitiendo al torero reanudar su preparación.

Roca Rey se encuentra en buen estado de salud y su deseo es retomar la actividad taurina lo más pronto posible y en plenas facultades. El equipo médico seguirá supervisando de cerca la evolución de su herida.

Scroll al inicio