El torero Miguel Ángel Perera y la Cátedra Ignacio Sánchez Mejías

0

El torero Miguel Ángel Perera y la Cátedra Ignacio Sánchez Mejías de Comunicación de la Universidad de Sevilla reunieron a una destacada pléyade de personalidades de la cultura de España, Portugal y Francia en el Ateneo de Sevilla para evocar el encuentro intelectual que hace noventa años juntó en esa misma institución a buena parte de los poetas y escritores de la Generación del 27.

En diciembre de 1927, fue Ignacio Sánchez Mejías quien reunió a poetas y escritores de la talla de García Lorca, Rafael Alberti, Gerardo Diego o Dámaso Alonso para rendir culto a Luis de Góngora. Ahora han sido ellos, los poetas y también las poetisas del 27, los homenajeados a la llamada del torero extremeño. El fin de todo, reeditar y actualizar la célebre fotografía de aquel encuentro de hace ahora noventa años, pero con referentes culturales, sociales e intelectuales de este tiempo como el tenor Plácido Domingo, el actor Juan Echanove, el filósofo Fernando Savater, la político Carmen Calvo, el músico Javier Perianes, el cantante Manuel Lombo, el periodista Rubén Amón, la escritora y académica francesa Florence Delay, el pintor portugués Pedro Cabrita, el presidente de la Fundación Centro Cultural de Belem en Lisboa, Elissio Summaviele, la extenista Conchita Martínez y la expiragüista Beatriz Manchón. Todos ellos “la mejor muestra de la sociedad y de la cultura que somos”, señaló Perera, quien anunció que destinará sus honorarios de una de sus corridas de la próxima temporada para financiar un proyecto de investigación de la Universidad de Sevilla. “Es mi forma de prolongar mi compromiso con la cultura y el conocimiento más allá de este acto de hoy”, explicó.

En nombre de las personalidades invitadas, tomaron la palabra Plácido Domingo y Carmen Calvo. El primero para reivindicar la Tauromaquia “una vez más y noventa años después, como punto de encuentro entre diferentes expresiones artísticas”. La segunda, para reclamar a los propios toreros “más actos así, más decisión para salir fuera de vosotros mismos y para explicar quiénes sois. Porque sois como todos los artistas: hombres con un misterio por descifrar y que lo descifran”.

El acto contó con una parte lírica como el emocionante recitado por parte de Juan Echanove del “Llanto por Ignacio Sánchez Mejías”, de García Lorca, y la interpretación del “Romane de Luna” y el “Zorongo”, también del poeta granadino. La jornada de evovación de la Generación del 27 finalizó, como también sucedió hace noventa años, con una cena en el Cortijo de Pino Montano, vivienda que fue de Ignacio Sánchez Mejías, el torero con quien todo empezó.

No hay comentarios

Dejar respuesta