Torear sin zapatillas

0
115

Las zapatillas de torear forman parte esencial del atuendo que compone la vestimenta del torero desde hace siglos, y el desarrollo de la corrida de toros obedece a un ritual, que se ha ido componiendo a lo largo de los tiempos, en el que todo tiene su porqué, igual que lo tienen las distintas piezas de la vestimenta que usa el torero.
Entre ellas están las zapatillas de torear, que a nuestro entender son ligeras, flexibles, bonitas , y de las cuales no debe desprenderse el torero salvo en ocasiones excepcionales, como tampoco puede desprenderse de alguna otra prenda, como puede ser la chaquetilla.
Todos hemos visto como en alguna ocasión, debido a la lluvia, el piso del ruedo está muy resbaladizo y el torero opta por quitarse las zapatillas, para evitar caerse, o a veces pierde una zapatilla, al ser pisado por el toro, y en lugar buscarla y ponérsela opta por quitarse la otra, que es más rápido, y seguir toreando. También hemos visto situaciones en que ha sufrido una voltereta y queda mermado en su capacidad física, razón por la cual se desprende de la chaquetilla, para estar más cómodo.
Pero todo esto de forma muy excepcional, hasta el punto de que nosotros hemos presenciado, en alguna ocasión, como el torero pedía permiso al presidente de la corrida, para quitarse la chaquetilla, por las razones antes expuestas, y debo decir que no nos parce mal, sino todo lo contrario, que el maestro solicite al presidente su autorización para proceder a quitarse dicha prenda. Ya dijimos que la corrida es un ritual y ello forma parte del espectáculo.
Sin embargo, actualmente, me doy cuenta de que se van transgrediendo algunos aspectos del ritual, lo que no nos parece bien, y de lo cual hago responsable a los presidentes, que a veces son demasiado estrictos en otras cosas.
Quiero poner especialmente énfasis en que actualmente hay, como todos sabemos, algunos matadores de toros que se desprenden de las zapatillas, no ya en situaciones excepcionales, sino prácticamente todas las tardes, y si he de ser sincero no me gusta nada.
Naturalmente lo harán porque se encontraran más cómodos, y creerán que así podrán realizar una mejor faena. Bien, de acuerdo, pero ¿no creen Vds. que cualquier torero estaría más cómodo quitándose la chaquetilla, o el corbatín, y desabrochándose la camisa, con lo que todo ello pesa y el calor que da, cualquier tarde del mes de Julio o Agosto? y sin embargo no lo hace. ¿Es que las zapatillas son menos importantes?
No quiero parecer intransigente, pero creo que es necesario mantener el ritual de la corrida, que es algo muy serio, y darle importancia a todo lo que se hace con la seriedad y el respeto requeridos. Por lo menos a mi me gustaría más que así fuese, pero naturalmente respeto otras opiniones, y sé que por quitarse las zapatillas no se es mejor o peor torero. Es cuestión de formas, y las formas también son importantes.
Rafael Comino Delgado

No hay comentarios

Dejar respuesta