Desde los primeros tiempos del toreo a pie se habla de “tres Tercios” en la lidia, porque esa era la realidad entonces.

Primero: Tercio de varas (picar al toro).

Segundo: Tercio de banderillas (ponerle las banderillas).

Tercero: Tercio de muerte, o de matar (estocada).

Con el tiempo aquella realidad ha ido cambiando y en la actualidad, aunque  seguimos hablando de tres Tercios,  verdaderamente son “cinco Quintos”. Me explicaré:

1)”Primer Quinto, o de capote”.-Cuando sale el toro del chiquero, el matador ha de pararlo con el capote e intentar torear lucido, preferentemente a la verónica, si  es posible de acuerdo a las condiciones del toro. Hace años, digamos, sobre todo, en las décadas de los 50, 60  y 70 del pasado siglo, el toro era parado  por el banderillero lidiador, con lo cual estaba enseñando  al maestro sus características, su forma de embestir, y después ya salía el matador para torear lucidamente de capote y llevarle al caballo. Por tanto podríamos considerar, dentro de la lidia completa, un “primer Quinto” llamado de capote (parar al toro y torearle lo mas lucidamente que se pueda), que en los inicios del toreo  prácticamente no existía  y fue poco a poco desarrollándose hasta llegar a nuestros días.

2) Segundo Quinto o Suerte de varas”.-Posteriormente, con el capote se llevará el toro al caballo para hacer la suerte  de varas, que sería el “segundo Quinto”.

3)”Tercer quinto o de banderillas”.- Seria, de hecho es, el antiguo segundo tercio, o de banderillas.

4)”Cuarto Quinto o de muleta”.- Seria la faena muleta, inexistente cuando se inició el toreo a pie, por eso se pasaba directamente al tercio de muerte, suerte de matar o estocada, que era el tercer y último tercio. Este “cuarto Quinto” hoy día es el de más relevancia y el más largo, pues teóricamente no debe durar, incluyendo la suerte de matar, más  de  10  minutos, pero generalmente dura más. Ya sabemos que el primer aviso se da a los 10 minutos de iniciada la faena de muleta, y actualmente los avisos son frecuentísimos.

5)”Quinto Quinto o de matar.- Finalmente el último quinto, o “quinto Quinto”, seria la suerte  de matar o estocada (antiguo tercio de muerte), que  incluye el descabello, si fuese necesario.

Por eso decimos que hoy la lidia completa de un toro no son tres tercios, sino “cinco Quintos”, como hemos expuesto. Esa es la realidad quiérase o no, aunque continuemos hablando, erróneamente,  de los tres Tercios.

Rafael Comino Delgado

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.