Sofía Rivera ” Salvador Cortés es un gran desconocido” (Entrevista)

0
471

Tradicionalmente el mundo del toro ha tenido fama de Machista, pero sabedor de la importancia que tienen las mujeres en este mundo, sobre todo las esposas de los toreros.

Una vida de sacrificios, sobresaltos y algún que otro gran susto con el que ellas tienen que aprender a convivir.

Pero también son mujeres de éxitos no solo por esta casada con un artista del toreo, sino como el caso de nuestra protagonista que además de ser la esposa del artista del torero sevillano Salvador Cortes, es hija, nieta, sobrina y prima de sastres, modistas y bordadores, Sofía Rivera Campuzano,  Astigitana de nacimiento, es periodista y diseñadora de moda de gran prestigio creó en sus comienzos una firma de moda flamenca como homenaje a su madre: “Carmelina Campuzano”,  en la actualidad sigue muy vinculada a la moda flamenca además de estar triunfando con una línea de prêt à porter que viene a comercializar el lado más dinámico de Sofía Rivera. Una firma que se ubica bajo el nombre de FIFI.

Sofía Rivera atiende a desdelcallejon.com para hablarnos de lo que es ser mujer de un torero su alegrías y su lado más amargo pero también de ella misma.

-¿Decirle “sí quiero” a un torero es comprometerse con un estilo de vida muy particular?

Pues sí, la verdad es que sí. Pero eso es lo que conlleva un compromiso como el matrimonio

-Sofía tú no has renunciado a tu vida sigues trabajando como una diseñadora de éxito

Jamás lo haría, ni Salvador lo permitiría a no ser que fuera una decisión personal mía. Y creo que eso es lo más bonito. Que seamos nosotros mismos, y que nos amemos tal como somos. No juzgo ni critico a quién lo haga porque cada uno encuentra su felicidad a su manera y en la vida no hay otro objetivo más maravilloso que el ser FELIZ. En este momento mi vida tiene este rumbo mañana no sé cuál será pero tengo claro que el que sea, será para ser felices y seguir disfrutando de este camino juntos.

-¿Cómo se ha vivido en la casa la ausencia de Salvador Cortes en la feria de Sevilla?11742992_10153089708827903_1802327820829718622_n

 Pues con mucho dolor la verdad. Dolor sobre todo por la falta de respeto. Pero eso ya es pasado, la vida sigue. No podemos vivir con rencor ni con rabia. En casa sigo escuchando su risa e irse y volver de entrenar alegre y feliz. Y eso es lo más bonito. Su entrega y su dedicación es su mejor arma. En la vida unos tardan más y otros menos. Salvador Cortés es un gran desconocido, os lo aseguro. 

-¿Vas a la plaza a ver a Salvador?

Tengo días, rachas… pero sí suelo ir. Lo conocí toreando y es algo que comienza a formar parte de tu vida. Esa sensación tan mala y bonita a la vez, es algo con lo que aprendes a vivir. Y hablamos de una profesión tan bonita y maravillosa en la que disfrutar del trabajo de tu marido está permitido, así que tanto para lo bueno como para lo malo, poder estar ahí es un lujo. La verdad que voy menos de lo que me gustaría pero bueno, habrá tiempo para todo.

-¿Como describiría a Salvador Cortes como torero?

Clásico, ortodoxo, hondo y profundo

-¿Alguna vez le ha pedido a Salvador Cortes que se retire?

Jamás. Es su vida y su felicidad. ¿Quién soy yo para impedírselo?

11896034_10153188390957903_4926462010573019355_n-Usted es una mujer sofisticada y moderna, pero ¿cumple los ritos que se le presuponen a las esposas de los diestros?

Creo que no. Aunque esos ritos presupuestos están cambiando cada vez más.

Yo soy una mujer que va con los tiempos, una mujer que lucha por sus sueños y una mujer que sabe amar y respetar y con esos valores, que me enseñaron mis padres, creo que se va al fin del mundo, ya sea taurino, científico o de cualquier materia. 

-¿Cuál recuerda cuál fue la peor de esas tardes de miedo?

Para mí, Sevilla, la última tarde que toreó. Fue miedo a un cúmulo de cosas que me envolvieron en una situación que no deseo a nadie.

Miedo se pasan casi todas las tardes, pero un miedo como decía más arriba, he aprendido a vivir con él. Puedo hablarte de dos tardes de dos cornadas (Málaga y Madrid) que fueron duras pero no dejó de ser una situación con la que sabemos  nos podemos encontrar y miedo, mucho miedo, pero yo me refiero a otro tipo de miedo, otra cosa, no sé si me explico. Vivo la profesión de mi marido de una manera muy intensa porque la vivo desde el punto de vista sentimental, del de detrás de las luces y eso te hace tener en cuenta muchas, muchas cosas además del riesgo físico.

-Por contra, ¿el momento más bonito?

 Sus 6 toros en la Maestranza, y esa Puerta del Príncipe fue maravilloso. Por todo lo que conllevaba, todo lo que había detrás… esa salida a hombros por la puerta soñada y cogerme la mano, no se me olvida jamás, el brindis… me pongo a pensar y tengo tantos, que me quedaría aquí describiéndotelos.

– Se dice que los toreros están hecho de otra pasta ¿y las esposas de los toreros también?

Totalmente jajajajaja. Todas las mujeres somos galácticas, la de los toreros SUPERGALÁCTICAS jajajaja. Pero con madurez y con mucho amor todo es más fácil.

-¿Te inspiras el mundo del toro para algún diseño?12038307_10153231417272903_6518232345675808521_n

Mi primera colección la dediqué al mundo del toro y fue una colección a la que se lo agradezco todo. Marcó mi carrera y aunque yo hago moda, es verdad que es uno de los temas de inspiración a los que más partido le puedo sacar porque es algo que forma parte de mi vida. Es una temática que tengo siempre presente. De vez en cuando ese guiño al toro es importante. Pero es verdad que me gusta tanto mi trabajo y poder expresar tantas cosas que soy una mente inquieta y me encanta pisar terrenos difíciles, más que difíciles que me toquen el alma.

-¿Podrá entender alguna vez el deseo de algunos de abolir la tauromaquia?

Nunca porque soy una mujer de tradiciones, de historia, de respeto a nuestras raíces. Es algo con lo que nací y me crie. Ir con los tiempos y avanzar no significa olvidar de dónde venimos.

Con los años aprendes a ver la tauromaquia desde distintos puntos de vista que me hacen apostar aún más si cabe por la fiesta. No me declaro una gran aficionada, no soy entendida ni experta, sólo sé que forma parte de mi vida desde que tengo uso de razón y que la demagogia y el uso déspota de algunas creencias no permiten que avance el mundo. Nos están usando simplemente por fines políticos y en nuestras manos está solución.

No hay comentarios

Dejar respuesta