Sebastián Castella se va de vacío en el primero de la tarde.

Miguel Ángel Perera, sin premio también en el segundo.

El tercer toro tampoco da opción a López Simón, que se va de vacío. Pitos al toro en el arrastre.

Sebastián Castella corta la primera oreja de la tarde en el cuarto toro.

En casi dos décadas la ganadería de los Fuente Ymbro acaricia el prestigio. Con una historia colosal desde su estreno en Pamplona en 1980, regresan al Coso de la capital navarra este martes en la cuarta corrida de la Feria del Toro.

Tras el encierro de este martes, los astados son toreados por Sebastián Castella, Miguel Ángel Perera y López Simón.

El francés Castella reaparece en Pamplona tras el éxito en San Isidro, donde se jugó la vida y salió por la puerta grande. Según describen, destaca por sus recursos técnicos y por el sentido estoico de la lidia. En 2017 cortó una oreja en la corrida de Victoriano del Río.

En la misma línea, Perera retorna a la capital navarra con el pabellón por las nubes. Su toreo sobresale por su rotundidad y seriedad.

Por último, López Simón viene tras la puerta grande de 2017 y con los deberes hechos en Madrid después de salir a hombros. En tres años atesora cinco puertas de Madrid. Lo definen como un torero aparentemente frío pero muy seguro.

LA GANADERÍA

Ricardo Gallardo se ha hecho en muy pocos años con un nombre de verdadero prestigio en el mundo ganadero a través de una divisa tan personal como es Fuente Ymbro, toros de autor que han salido de la factoría genética de Jandilla y que más allá de convertirse en una sucursal de su bravura, ha sido capaz de forjar una ganadería nueva que lidera el mercado, tanto de novilladas como de corridas de toros, lidiando en todas las plazas de prestigio en España y Francia.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.