Sacar la espada para que le entre aire

0
326

En el mundo del toro, como en los demás, hay errores que se perpetúan durante años, incluso siglos.
Dos errores que duran ya demasiado en el Toreo son, “poner un torniquete cuando un torero es herido” y otro pensar que tras la estocada, si el toro no cae pronto, “se debe sacar la espada para que entre aire por la herida y el toro muera”.
Sobre el primero, nosotros lo hemos dicho muchas veces, lo hemos escrito en su día, e incluso don Máximo García Padrós ha explicado en TV, que no se debe poner torniquete, sino taponar la herida fuertemente con un pañuelo, una toalla, etc.
El segundo error, es al que queremos referirnos. Hacía ya tiempo que no lo oía, pero en los últimos días se lo he oído a un comentarista de TV, lo cual tiene su importancia, porque son muchos los televidentes y difunde el error de forma masiva.
Vamos a intentar aclarar el tema: Una vez se ha introducido la espada en la anatomía del toro ( se le ha pegado una estocada más o menos bien colocada, pero una estocada), el toro cae pronto si le ha lesionado (roto) el corazón o una arteria/vena muy importantes (gruesas), lo que da lugar a gran hemorragia interna. También caerá pronto si se secciona la tráquea (conducto que lleva el aire a los pulmones). Cuando a pesar de que la estocada es entera, o casi entera, el toro no cae pronto, ni muestra signos de que caerá en poco tiempo, indica que no ha lesionado los órganos antes señalados, pero casi siempre habrá lesionado, incluso atravesado, el pulmón. La lesión del pulmón provoca un neumotórax, que es la salida del aire del pulmón fuera del mismo, situándose entre la pleura visceral(capa que recubre el pulmón) y la pared de tórax. Ello provoca la muerte por falta de aire, por asfixia, pero es más lenta, por eso tarda más en caer.
En nuestra opinión, si el toro no cae pronto, o muestra signos de que lo hará en breve, siempre debe sacarse la espada por las siguientes razones:
a)A veces el toro puede hacer intentos de echase, pero dependiendo de la colocación de la espada interiormente, ello le produce dolor y desiste de echarse. Por tanto al sacarla queda liberado de esa molestia y se echará. Pero esto ocurre pocas veces.
b)A veces la espada rompe algunos vasos importantes, pero al mismo tiempo, mientras esté en el interior del toro, hace de taponamiento de dichos vasos, que sangran menos que cuando se extrae. Por eso tras sacarla sangra más (siempre interiormente) y se echará. Esto ocurre, sobre todo, cuando el vaso lesionado es una vena.
c)Como decíamos, casi siempre la espada afecta al pulmón ( que es como una “esponja llena de aire”), por tanto al sacarla el aire del pulmón sale del mismo, por el orifico dejado por la espada, y se extiende fuera de la pleura visceral(esto es lo que se llama un neumotórax), y ese mismo aire comprime el pulmón (que queda colapsado), y el toro muere por asfixia , por falta aire (oxigeno). Frecuentemente se observa que cuando se le extrae la espada, a los 15-30 segundos, el toro empieza a levantar el hocico o morro, como buscando el aire que le falta.
d)Para descabellar el toro debe humillar, bajar la cabeza y “descubrir el lugar donde se debe dar el descabello”. Ello lo hará más fácilmente si se le ha extraído la espada, que a veces le molesta para realizar el movimiento de descender la cabeza.
En resumen, si el toro no cae pronto se debe sacar la espada siempre, con lo que muy probablemente sangrará internamente más y aumentará su neumotórax ( que casi seguro, ya tendrá), y al mismo tiempo moverle mucho, por los banderilleros, para agotarle y que se eche.
Por tanto esa frase de que, “la espada donde no hace daño es en el fundón”, no es del todo cierta”.
Y decir que tras extraerle la espada entrará aire por la herida y el toro morirá es un gran disparate fisiopatológicamente hablando. Un gran error. Si ello fuera verdad, también entraría aire por la herida de las puyas y el toro moriría. Y más, cuando se opera a una persona o a un animal se le hacen enormes heridas, que permanecen abiertas, a veces, durante horas. En muchas ocasiones, operando a una persona, le mantenemos horas con todo el abdomen abierto y entrando aire, pero no muere.
Es cierto que si inyectamos aire en un vaso (vena o arteria) producimos una embolia gaseosa, que puede causar la muerte, pero eso es otra cosa, hay que inyectarlo en el vaso, no es que el aire del ambiente entre.
Esperamos que haya quedado claro que, es correcto extraer la espada, si el toro no cae pronto, pero no para que entre aire por la herida.
Rafael Comino Delgado

No hay comentarios

Dejar respuesta