Roca Rey recibió el alta médica

0
3755

El torero peruano ha sido trasladado a su domicilio de Sevilla ayer viernes, donde deberá permanecer en reposo los próximos días

El diestro peruano Andrés Roca Rey, volteado de manera espeluznante en la corrida del pasado jueves en Palencia, ha recibido ayer viernes el alta en el hospital Río Carrión de la capital palentina, donde ha pasado la noche en la UCI, y fue trasladado a Sevilla donde seguirá con su recuperación.

Así lo ha confirmado a Efe su apoderado, José Antonio Campuzano, quien ha desvelado también que el joven espada limeño, de 19 años, ha pasado la noche “muy fastidiado” y con “fuertes dolores y mareos” a consecuencia de la fuerte conmoción cerebral y traumatismo craneoencefálico que sufre tras la grave cogida propinada por un toro de la ganadería del Charro de Llen.

No obstante, las pruebas que le realizaron a última hora de la noche descartaron posibles fracturas en el cráneo y en las cervicales, y todo en un fuerte golpe en la cabeza y en una pequeña fractura en la parte interna del pómulo izquierdo, que no requiere cirugía.

Por este motivo, y después de la revisión a la que ha sido sometido en la mañana del viernes, donde los doctores han podido comprobar que “no hay complicaciones y todo transcurre con normalidad”, los propios galenos han sido los que han determinado sacarle de la Unidad de Cuidados Intensivos para, a continuación, autorizar su traslado a Sevilla, donde Roca Rey proseguirá con su recuperación.

Los doctores le han aconsejado “de diez a quince días” de reposo absoluto, de ahí que, según vayan pasando los días y puedan ver la evolución del torero, se tomará una decisión sobre si podrá continuar o no con su agenda taurina de aquí a final de temporada.

“He podido pasar a la UCI a verle cinco minutos y le he visto bien, al menos, en lo físico. Luego, evidentemente, está muy fastidiado en lo anímico al verse otra vez metido en la cama durante casi dos semanas después de lo mal que lo ha pasado tras el percance de hace 15 días en Málaga”, reconoce su apoderado.

Precisamente en el coso de La Malagueta sufrió Roca Rey un percance muy similar al del jueves en Palencia, y que derivó en otro traumatismo craneoencefálico, que le llegó a producir, incluso, episodios de amnesia temporal transitoria, y que le ha obligado a perderse numerosos e importantes compromisos como su doble cita en Bilbao.

“Eso es lo que más le duele ahora mismo. Después del año tan extraordinario que estaba echando y con la cantidad de festejos que tiene cerrados ahora en septiembre, esto, evidentemente, supone un frenazo en seco. Pero el toro es así, lo mismo te da la gloria que te mete en la cama o, directamente, te quita del medio”, añade finalmente Campuzano.

Roca Rey resultó cogido por el tercer toro de la tercera corrida en Palencia, de la ganadería del Charro de Llen, que le echó mano al iniciar una tanda al natural, lanzándolo por aires, pasándoselo de pitón a pitón y, una vez en el suelo, volvió a hacer por él para propinarle golpes por todas las partes del cuerpo, quedando sin conocimiento sobre el albero.

Agencia Efe

No hay comentarios

Dejar respuesta