Red de Aulas Taurinas

0
450

La Fundación el Toro de Lidia (FTL) presidida por don Carlos Núñez Dujat des Allimes, está desarrollando, a nuestro entender, una labor seria, sensata,  firme, difícil, en favor  y defensa de la Tauromaquia.

Ahora se propone crear, en toda España, una Red de Aulas Taurinas con el fin de  introducir la Fiesta de los Toros en las Universidades, de darla a conocer, lo que me recuerda un movimiento que surgió  en los años sesenta-setenta del siglo pasado  para tratar de introducir el Flamenco en la Universidad y en ella sigue , cada vez con más pujanza.

Entiendo que es un proyecto  acertado, ambicioso y necesario. Por mi profesión, conozco my bien la Universidad y, en general,  dentro de  ella se desconoce lo que es la Tauromaquia, sus orígenes, su evolución, lo que representa y, sobre todo, se desconocen sus múltiples valores. Parece increíble que así sea cuando  es considerada como Patrimonio Cultural lnmaterial y, por tanto, debería ser difundida principalmente en las Universidades que, al fin y al cabo, son los centros de la Ciencia y de la Cultura al máximo nivel.

Es necesario explicar muy bien en las Universidades, como decía, los muchos valores éticos, morales, sociales, económicos, educativos, etc., que tiene la Fiesta de los toros. Explicar, así mismo, a los antitaurinos y animalistas en general, los conceptos de maltrato animal, dolor y sufrimiento que no son similares como ellos creen.

Aunque casi todo el mundo lo sabe pero lo recordaré una vez más, Federico García Lorca dijo que, “la Fiesta de los toros es la más Culta que existe hoy día en el mundo”; don José Ortega y Gasset que, “No puede comprender bien la Historia de España  desde 1650 quien no haya construido con rigor la historia de las corridas de toros”   y don Alvaro Pombo,   “…Me parecería interesante que se utilizase, pedagógicamente, el Toreo en las escuelas”. Esas tres frases de tres insignes españoles dan idea de lo que la Tauromaquia  ha representado y representa en España y de su enorme valor cultural.

En la Universidad de Cádiz, que es la mía, donde he trabajado y sigo trabajando tras mi jubilación como profesor honorifico, junto con otros compañeros  creamos un Aula Taurina, que aún perdura, aunque con gran penuria  económica, lo que especialmente en los últimos años nos ha impedido realizar actividades culturales, como hicimos los primeros años tras su fundación. No obstante persistiremos en nuestro empeño, tratando de difundir esta fiesta nacida en España, gracias al ingenio, valor y romanticismo de unos hombres españoles, pero hoy día universal.

 Los antitaurinos nos atacan de forma incívica, violenta, a veces con el apoyo de algunos políticos, pero los taurinos somos más y además tenemos la razón.

Rafael Comino Delgado

 

No hay comentarios

Dejar respuesta