Tarde de calor en La Línea de la concepción. Paseillo de los tres espadas, Miguel Ángel Pacheco, Antonio Ferrera y David Fandila “el Fandi”. 

Minuto de silencio por el linense Pepe Infante.

La tarde es para la alternativa de Miguel Ángel Pacheco que abre con un castaño bocidorado de nombre “Lenguadulce” de la ganaderia de La Laguna de la Janda. De rosa nacarado y oro, buen capote. Española y gaditana suena de fondo, naturales de derecha muy mecidos, de mucho arte. El público canturrea mientras Miguel Ángel hace deliciosas de espaldas, naturales. Por lo bajito y de izquierda, humilla al toro y lo planta tirando el capote al albero. Tenemos torero.  Vuelve al trapo para volver loco a su público. Estoconazo y muerte. Dos bonitas orejas que se lleva Pacheco en su alternativa.

Pandereta, negro bragado medano de bonita estampa para Ferrera. Un toro que recibe un pullazo que revuelve al gentío. Banderillas bien colocadas por la terna de Ferreras que desde su percance nos deja con la miel en los labios y deja ese placer para Javier Araujo, de mérito. Maestro Ferrera, toreo de lujo con el capote. Muy suave, a cámara lenta, degustando el arte y el sentir por este animal bonito. Tabaco y oro envuelve al maestro. Cinco naturales terminadas en media verónica. De detalles finos en la ejecución. De izquierda, pegado al torso del maestro, un toro que da juego, obediente y Antonio se luce, toreo vertical y ahí quedó el toro plantado. Humilla y desplanta. Enfila y mete la espada en el hoyo de la aguja. Buena estocada. Dos orejas y vuelta al ruedo. Buena tarde de toros.

Tercero de la tarde, negro listón, Papelera. El Fandi de nazareno y oro. Capote en mano y a bailar el toro como el sabe. Puyazo del picaor. No nos deja sin sus banderillas de lujo, violín, imposibles. David sorprende con cada par, es un ídolo. Al capote, derechazos a placer con un toro del color de las tardes granainas. Bello al humillar, desplanta al toro donde y como quiere. Entra a matar, suerte contraria y estoconazo de muerte. Una oreja para el Fandi con una fuerte ovación y vuelta al ruedo.

Cuarto toro, Petardero, castaño para Antonio Ferrera que con bellos capotazos levanta a un toro que da la impresión que se quiera comer el mundo, el puyazo le ha venido bien a este de La Janda aunque sigue muy revoltoso y encendido. Banderillas que vuelven a atinar a la perfección y aplaude el público. Bello y rebelde este toro que…se lia con la barrera y se la lleva a trozos.

Mientras Ferrera aguanta el toro a muletazos frios, despacio, de escándalo. Un toro que se revuelve y cabezea al trapo. Bajito y despacio con la muleta consigue varios derechazos y desplanta con esa rigidez y esa verticalidad propias de este matador de toros. No ha tenido suerte con el hierro y mata al tercer intento. Fuerte ovación para el diestro de Buñola.

Quinto de la tarde para David Fandila, El Fandi. De nombre Luchador. Con ganas de mucho espectáculo sale al coso con el capote entre los aplausos y el coreo del nombre del matador. Recibe puyazo del picaor y ya esta El Fandi con las banderillas granainas en mano. Vuelve a bailar al violín y de espaldas, de frente…todo un maestro en este arte. A la muleta es querencia, es pasión al toro, un baile al unísono que disfrutamos desde barrera. Bonitas naturales que repite una y otra vez. Buenos de derecha, hasta seis y termina en una larga cambiada. Majestuoso El Fandi momentos ante de entrar a matar. Estoconazo y muerte del toro que no llega a las tablas. Dos orejas y gran ovación para el maestro de Granada que dá la vuelta al ruedo jaleado por la gente que llena el coso.

 

En el último de la tarde en La Línea para el ya matador de toros y figura de nuestra ciudad, Miguel Ángel Pacheco. Bueno con la muleta, arriesga, se engancha hasta que llega el puyazo. Después las banderillas, brinda el toro a Juan Carlos Landrover y a su padre que salen a la plaza. Buenos derechazos de Pacheco a un toro que ha ido de más a menos y que con el viento que se ha levantado hace más difícil la faena. Miguel Ángel se empeña y le suelta varios derechazos en los que a cada pase se amarra al cuerpo del toro, incitándolo, no puede ser. El toro está rendido a un valiente que arriesga en demasía. De rodillas, a pecho descubierto…ufff, le falta un buen toro a este gran torero que empieza. Sin suerte en la espada, muerte a pinchazos. Fuerte ovación para este torero Suerte maestro.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.