Con un cuarto de hora de retraso empieza el paseillo en la plaza de toros de Estepona.

Diego Ventura abre la plaza con Campina con el que pone dos largas. 

Con bombón pone dos cortas con todo acierto poniendole el sombrero en la cara. Vuelve Ventura tierra a tierra, presenta el caballo la banderilla y es un clamor la plaza. Arte, mucho arte a la cola del caballo. Maestro del rejoneo, triunfador de la feria de San Isidro, no defrauda.

Diego cambia de pelo y sale con Nazarí, Ventura que vuela al viento a la vaquera con una banderilla roja, de bandera, recoje otra y vuelve acertar. De espalda con Lio, sin problemas. Rejón  de muerte a Carpetón y al cajón a la primera. Dos orejas y vuelta al ruedo.

De azúl elėctrico o azúl pavo y oro, El Fandi en el albero. De rodillas recibe el maestro que da dos capotazos hasta enfilar el toro al picador que recibe buen puyazo. Un negro bragado de buen plante, manso y obediente. El Fandi dispuesto a  las banderillas y por supuesto ensarza con todo el acierto del mundo. Al capote, chicuelinas con remate de larga, de frente. Un toreo muy suave, de izquierda da pases que termina con un desplante de espalda cara al público que estremece. Vuelve y se revuelve, entra al trapo en cada llamada ese toro, alto y con buena embergadura, se ciñe el Fandi con el capote en cada pase. Brazos abierto al público, de rodillas y vuelve a humillar dejando al toro parado en la plaza cuando se va a por el hierro de verdad. De Rodillas llama al toro, pase de pecho de frente, de derecha, con la izquierda. El toro vencido, entra a matar David, estoconazo. Dos orejas de mérito y vuelta al ruedo para el Fandi. Pañuelo azul y vuelta al ruedo para un buen toro.

Castella de grana y oro en una tarde muy lucida, con tres cuartos de entrada. Uno que sale, con genio. Negro. Se encuentra con el maestro bajo el tendido dos. Derechazos a mitad de plaza con el aplauso del público. Enfrenta el pinchazo y vuelca al caballo, no hace falta más. Derechazos muy ceñidos del torero pero que no humilla al toro. Banderillas blancas sin suerte. De una en una. No se acierta en la suerte. Capote de frente con rodilla flexionada que termina en media verónica. El público aplaude cada pase del torero. Buena estampa la que esta dando el maestro de la muy taurina ciudad de Beziers. Sebastián Castella rompe los quejios de la plaza con su cuerpo enfrentado al pelo ensangrentado del astado. Perfecta esa izquierda con el trapo y buen desplante al que es su primer toro. Enfila al toro en la muerte que recibe una buena estocada, el toro esta muerto pero tarda en caer. Dos orejas para el torero con lo que serán tres salidas a hombros.

Volvemos al rejoneo de arte con Diego Ventura. Toro despistado al que se le coloca dos largas con mucho esfuerzo, tierra a tierra y coloca otra. Sale Diego con Remate y coloca una de espalda, al quiebro, lanzando el sombrero a la arena, locura de Ventura que hace de la fiesta un lujo. Con Dólar hace de la suerte de rejón corto un clamor, al unísono se levantan los aplausos de un público encendido. Coloca las rosas con la habilidad que lo caracteriza. Rejón de muerte hasta empuñadura. Al cajón y muerte bajo el capote que al final usa Diego con la espada. Vuelve a triunfar Ventura en la tarde de Estepona, dos orejas de triunfo que suman cuatro en la tarde.

Osunero para el segundo de El Fandi. Todo expectación cuando sale el animal al que no deja de correr mucho. Lo recibe con chicuelinas enmarcadas al cuerpo del toro. Puyazo del picador que se pega a las tablas con el caballo. Mientras David a volado en busca de las banderillas después de dar cuatro derechazos y terminada la faena con media verónica. A las banderillas es un maestro y vuelve a triunfar en la suerte que levanta al público con unas terceras de espalda. Se vuelve a ceñir el capote al cuerpo con  la muleta, despacio e hipnotizando al toro con cada pase con la izquierda. Se amarra al pelo del toro para humillarlo con todo el cuerpo, derechazos a pase cambiado como el sabe hacerlo y deja al toro plantado frente a una plaza entregada con el torero. Un buen toro que no merece morir, un toro que puede dejar huella. Indulta a un buen toro de Julio de la Puerta.  Hace el ademán de matar hasta que encierra al toro en chiquero. Rabo para El Fandi y vuelta al ruedo con el ganadero y su hijo.

Castella que sale y a la muleta toma a Bondadoso. Ha sido una salida apacible que este toro negro de buen plante al que el puyazo no ha restado nada de bravura. Banderillas otra vez sin suerte. El maestro Sebastian arroja la montera para tomar el toreo de capote. El toro se ha venido abajo. Despacio y con temple. Muletazos en el sitio, con la derecha y sin moverse. El toro se despista pero hace que vuelva  al embiste. Se deja querer en un sin fin de pases, el toro no reacciona. El público pide que abrevie y termine la faena. Enfila bien el maestro y mata al toro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.