Posición de la FTL ante la iniciativa legal denominada Ley Cero presentada por PACMA

0

La propuesta de Ley Cero del Partido Animalista PACMA no sólo pretende imponer la censura cultural al intentar abolir la tauromaquia. Su solicitud de prohibición de los toros, el circo y la caza, va mucho más allá. Por ejemplo: criminaliza el consumo de carne animal y abre la puerta legal a la prohibición de las mascotas. 

Ante la iniciativa del partido animalista PACMA, la Fundación del Toro de Lidia recuerda que la tauromaquia es un hecho cultural vivo y evidente en la sociedad española, reconocido por el TC, y que, de acuerdo con la Constitución Española, los poderes públicos deben proteger y fomentar esta cultura, por lo que en ningún caso puede ser prohibida.

Asimismo, la tauromaquia, como expresión cultural, es sujeto de amparo y protección también en el ámbito internacional por instrumentos de la UNESCO como la Convención para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial y la Convención sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales que expresan la obligatoriedad de proteger todas las expresiones culturales con el único límite del respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales.

Además, de acuerdo con la iniciativa legal denominada Ley Cero, el partido animalista no sólo solicita abolir la caza, el circo y las corridas de toros, va mucho más allá.

El texto que solicita la Ley Cero criminaliza el consumo de carne animal y abre la puerta legal a su prohibición pues, según ellos mismos expresan, “es responsabilidad política del Partido Animalista – PACMA defender la necesidad de abandonar el consumo de productos de origen animal”.

La propuesta de PACMA, que iguala a animales y humanos, enmarca también la prohibición de las mascotas y otros animales que viven con el hombre al solicitar el fin de la cautividad de los animales que participan en el entretenimiento y propone la prohibición de la compraventa de animales pues asegura que “cosifica a los perros”. 

¿Necesita la sociedad propuestas como ésta, divisivas socialmente, intolerantes culturalmente, ruinosas económicamente, inconstitucionales jurídicamente y que contravienen las convenciones internacionales?

Anexo 1: PACMA pretende imponer la censura cultural con su propuesta de Ley Cero

 El partido animalista PACMA presenta hoy una iniciativa legal denominada Ley Cero, que pretende reprimir una expresión cultural como la tauromaquia, en un inaudito ejercicio de censura en el siglo XXI

El partido extraparlamentario PACMA promueve una iniciativa llamada Ley Cero, que pretender prohibir una parte importantísima de la cultura de España, la tauromaquia, declarada Bien de Interés Cultural, por la razón de que no les parece bien este tipo de cultura.

Esta clase de iniciativas demuestran una absoluta falta de respeto por la convivencia y por la diversidad de la cultura, y crean conflicto y enfrentamiento donde no existen.

La pretensión de prohibir la tauromaquia, además de ser censura cultural, generadora de conflictos innecesarios y atentatoria contra un sector económico importantísimo, es inconstitucional:

El Tribunal Constitucional, en sentencia de 20 de octubre de 2016, ha declarado expresamente:

Que la tauromaquia está incluida en la protección que la Constitución otorga al hecho cultural (art. 149.2)

 Que el estado tiene el deber constitucional de proteger y preservar la cultura.

 Que la tauromaquia tiene una indudable presencia en la realidad social de nuestro país, y que es una manifestación cultural presente en la sociedad española.

 Que las corridas de toros se caracterizan por ser un «fenómeno histórico, cultural, social, artístico, económico y empresarial».

 Y que las corridas de todos y espectáculos similares son una expresión más de carácter cultural, de manera que pueden formar parte del patrimonio cultural común, que permite una intervención del Estado dirigida a su preservación.

En definitiva, que la tauromaquia es un hecho cultural vivo y evidente en la sociedad española, reconocido por el TC, y que de acuerdo con la Constitución Española los poderes públicos deben proteger y fomentar esta cultura, por lo que en ningún caso puede ser prohibida.

Pero no solo está protegida la tauromaquia por la legalidad y resoluciones judiciales de España. También las convenciones internacionales de las que España es parte protegen expresiones culturales como la tauromaquia de cualquier intento de ataque como el que pretende PACMA con su Ley Cero.

Así, instrumentos de la UNESCO como la Convención para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial y la Convención sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales, expresan la obligatoriedad de proteger todas las expresiones culturales, con el único límite del respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales.

La tauromaquia evidentemente se encuentra dentro del respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales por lo que, como expresión cultural, es sujeto de amparo y protección también en el ámbito internacional.

La sociedad española no necesita en absoluto propuestas como ésta, divisivas socialmente, intolerantes culturalmente, ruinosas económicamente, inconstitucionales jurídicamente y que contravienen las convenciones internacionales.

Anexo 2:Lo que significa la Ley Cero

La petición de la Ley Cero en el Congreso de los Diputados pide abolir la caza, el circo y las corridas de toros, pero en realidad va mucho más allá.

La Ley Cero:  

1) Criminaliza el consumo de carne y abre la puerta legal a su prohibición.

El texto que solicita la Ley Cero pretende eliminar el sufrimiento físico “evitable” en animales. La palabra “evitable” puede ser ampliada en su interpretación al antojo del animalismo. El PACMA ha abogado en distintas ocasiones por abandonar el consumo de carne animal, que considera evitable, pues el movimiento sostiene que la gastronomía es prescindible.

La Ley Cero pretende evitar que cualquier persona, sea o no animalista, pueda comer alimentos de origen animal, aunque quiera hacerlo, y quiere abrir una vía legal para conseguirlo, un deseo tradicional del PACMA según ellos mismos expresan en su página web: “Es responsabilidad política del Partido Animalista – PACMA defender la necesidad de abandonar el consumo de productos de origen animal”.

2) Enmarca la prohibición de las mascotas y otros animales que viven con el hombre.

La Ley Cero pide el fin de la cautividad de los animales que participan en el entretenimiento, con lo que pide liberar todos los animales que participen de una manera o de otra en el ocio humano. Los animales de circo o los toros bravos no son los únicos que están en la diana prohibicionista del partido político.

Su razonamiento también cuestiona los caballos y los perros, que están en cautividad para diversión deportiva de las personas o compañía. Persiguen prohibir el circo aludiendo a que la cautividad de algunos animales les produce trastornos de comportamiento. El mismo argumento abre la puerta para prohibir la tenencia doméstica de perros y gatos, que en algunos casos también sufren trastornos de comportamiento por su propio hábitat.

Propone además la prohibición de la compraventa de animales pues asegura que “cosifica a los perros”. El fin de la cautividad de los animales terminaría con los viveros de peces, las granjas, etc. 

3) Iguala animales y humanos.

La petición cita como fundamento la declaración de Cambridge donde se iguala a humanos y animales “no humanos” y donde se les otorga conciencia e intencionalidad, atributos de las personas. Defienden que los animales sean personas no humanas.

No hay comentarios

Dejar respuesta