Pablo Belando, “muy grave” tras una triple cornada en Las Ventas

0
6499

El parte médico explica que el novillero murciano tiene tres heridas por cornadas, una de ellas en el pulmón, otra en la pierna derecha con dos trayectorias y una tercera en el glúteo

 El novillero murciano Pablo Belando, herido por el segundo novillo de hoy en Las Ventas, ha sido intervenido en la enfermería de una triple cornada, de pronóstico muy grave, la más severa, la que afecta al tórax derecho, “con penetración en cavidad torácica, fractura costal e importante contusión pulmonar”.

El parte médico destaca tras que el pronóstico es “muy grave” tras la intervención, que ha durado poco más de una hora. Así, el murciano presenta tres heridas por asta de toro, una de ellas le ha afectado al pulmón, otra en la pierna derecha de 20 centímetros con dos trayectorias y una tercera en el glúteo, de 10 centímetros.

El novillero tiene dañado el músculo del gemelo interno y la cara interna de la pierna derecha.

El parte médico, que firma el doctor Máximo García Padrós, recoge lo siguiente: “tres heridas por asta de toro, una en cara posterior del tórax derecho, que produce fractura costal, penetrando en cavidad torácica. Se realiza toracotomía, evidenciándose hemoneumotórax e importante contusión pulmonar en el lóbulo inferior derecho. Se procede a colocación de tubo endotorácico”.

“Otra herida más en el glúteo derecho de 10 centímetros, que produce destrozo en músculo glúteo mayor; y otra en el tercio superior, cara interna de la pierna derecha de 20 centímetros, con dos trayectorias: una ascendente y otra hacia abajo, que produce destrozos en músculo gemelo interno”, añade el parte.

Tras la intervención en la enfermería de la plaza, el novillero murciano, de 26 años, ha sido trasladado al hospital San Francisco de Asís de Madrid. Belando resultó cogido en los primeros compases de la faena de muleta a su primero, un novillo que desarrolló complicaciones y que le pegó un arreón directamente el cuerpo, hiriéndole certeramente en el costado, y, una vez en el suelo, volvió a prenderle infiriéndole las otras dos heridas.

Aunque trató de ponerse en pie, las cuadrillas rápidamente se percataron de la gravedad del percance, conduciéndole a toda prisa a a le enfermería, donde fue intervenido por espacio de dos horas.

Agencia EFE

No hay comentarios

Dejar respuesta