Manuel Díaz ‘El Cordobés’ “Yo siempre ha intentado no fallarme a mí mismo”

0
1602

El matador de toros Manuel Díaz ‘El Cordobés’ se sincera en esta amplia entrevista sobre su estado actual en la Fiesta.

Manuel Díaz es un torero en plena madurez que mantiene intacta su ilusión por vestirse de luces en cualquier plaza y circunstancia. ‘El Cordobés’ afirma rotundamente que lo que más le gusta en el mundo “Es torear y ser torero” y que el secreto de estar continuamente en lo más alto, “Es por la fidelidad a mi concepto, a mi forma de entender la vida, al amor que le tengo al toro y a la felicidad interior con la que convivo permanentemente”.

Manuel Díaz ‘El Cordobés’ próximamente trenzará el paseíllo en la Feria de localidad sevillana de Dos Hermanas, será el 20 de mayo, junto a Rivera Ordoñez ‘Paquirri’ y el diestro local Antonio Nazaré, con una corrida del hierro de Sancho Dávila.

“Volver a Dos hermanas siempre es muy ilusiónate y como dicen los antiguos a las puertas de Sevilla. Es un cartel muy bonito con mi compañero ‘Paquirri’ y con Nazaré, y creo que es una tarde significativa para reclamar que en Dos Hermanas hay una gran afición a los toros. Considero que es un cartel importante porque es para todos los púbicos, es un cartel abierto donde pueden acudir aficionados más selectos. Francisco acaba de triunfar en La Maestranza, Antonio es un torero muy clásico y yo soy un torero muy popular, por tanto pienso que hay muchos alicientes juntos en la tarde y además en una Feria tan arraigada como es la de Dos Hermanas”. Sobre la afición de la ciudad de nazarena Manuel Díaz expresaba lo siguiente “Es una gran ciudad, con una población que vive el toreo constantemente y yo reivindico desde aquí que Dos Hermanas debe tener una plaza de toros de mampostería. El público siempre ha respondido a los festejos que se han celebrado en su Feria y para esta ocasión existe un gran ambiente entre los aficionados. Según me han comentado los empresarios las taquillas están muy animadas y eso es una buena señal de que el cartel tiene tirón y de que en Dos Hermanas hay muchos aficionados”. ‘El Cordobés que es consciente de la numerosa afición de Dos Hermanas, también es conocedor de la dificultad que ponen sus dirigentes para organizar el festejo. “Eso es un hándicap que vamos a tener siempre. Hoy en día, políticamente el mundo del toro lo están atacando demasiado y creo que es una moda el ser antitaurino, el estar en contra de la Fiesta de los Toros. Personalmente pienso que así se obvian otros graves problemas que existen en la sociedad y que se pasan por el alto como por ejemplo, el maltrato a las mujeres, la falta de recursos a tantos españoles que lo están pasando muy mal al borde la pobreza y esas cosas se pasan por alto, mientras algunos señores se dedican a decir que los toros no valen o que los toros hay que quitarlos. Lo peor es que algunos hablan sin saber y atacan sin conocer la tauromaquia, por ejemplo, yo jamás hablaría de política porque la desconozco pero desde luego no la atacaría. Esos sería entrar en otro debate ahora y creo que mejor no hacerlo. Lo importante es que se llene la plaza el sábado igual que ha pasado en Sevilla y manifestemos de forma pacífica que el toreo está más vivo que nunca”. Por otra parte Manuel Díaz analizaba su momento actual “Lo cierto que ahora busco disfrutar y antes además de eso, tenía la necesidad de cortar las orejas. Lógicamente si llegan bienvenidas son por el torero quiere el triunfo cuando se viste de torero y cortarlas supone siempre el éxito. Sin embargo a veces no hace falta cortar orejas para triunfar porque cuando expresas los sentimientos delante de un toro y la gente te lo ha sabido valorar ya has encontrado la mayor recompensa. En esta etapa de mi vida busco otro sentido personalmente, la plenitud y sobre todo estar a gusto conmigo mismo”. A pesar de esa nueva dimensión interior que ‘El Cordobés ha encontrado continúa inamovible la fidelidad a sus principios y su personal concepto de torear “Yo siempre ha intentado no fallarme a mí mismo y ese ha sido mi objetivo siempre. Creo que eso deben tenerlo en cuenta los chavales que quieren ser toreros, que sean fieles a ellos mismos a pesar de algún consejo discrepante en sus formas. Cuando uno confía en sí mismo es sabedor de sus armas. Yo llevo 25 años de matador de toros, unas 2000 corridas por todas las plazas del mundo y al margen de los triunfos obtenidos durante mi carrera he seguido siendo fiel a mismo porque confié en mis posibilidades  desde el primer momento. Con humildad, yo me siento un triunfador tal y como he sido desde mis inicios”. Otro aspecto importante que Manuel siempre tiene presente es la devoción y su fidelidad al publico “Contrariamente de que uno pase un mal rato delante de algún toro, el público tiene que salir satisfecho y contento de la plaza. El aficionado que paga una entrada tiene los máximos respetos y debe abandonar la plaza contento de alegría, incluso habiendo pasado fatiguitas con un ‘guasa’ que te hace pasar un mal trago. Por eso, la faena soñada nunca se hace y te mantiene vivo en esto para quererla hacer cada vez que me visto de torero”.

No hay comentarios

Dejar respuesta