Luis Miguel Castrillón abre la puerta del Señor de los Cristales

0
378

Castrillón abre la puerta del Señor de los Cristales

El torero colombiano Luis Miguel Castrillón cortó dos orejas a Velero, un notable toro de Achury Viejo y salió a hombros en la segunda corrida de nuestra Feria Taurina 2017. Los españoles David Mora y López Simón completaron la terna.

La puerta grande del Señor de los Cristales se abrió de par en par en la segunda tarde. Por allí salió a hombros un torero paisa, Luis Miguel Castrillón. No era el favorito de la terna, pero los que apostaron por él se llevaron el premio gordo. El que pega primero pega más fuerte, y Castrillón dio un golpe contundente. Se llevó las primeras dos orejas de nuestra feria.

Las consiguió en el duelo que sostuvo con Velero, tercer toro del encierro de Achury Viejo que a la postre fue el coprotagonista de la tarde. Se tiró de rodillas y lo saludó con una larga cambiada de rodillas. Levantó su montera, brindó su faena al cielo y recibió como regalo las nobles embestidas de un toro que no se cansó de perseguir la muleta. Castrillón le plantó cara con elegancia y nunca dejó que los pitones del toro alcanzaran su muleta. La tarde que no se había encendido se prendió con la muleta del antioqueño, que levantó la plaza y Cañaveralejo se rindió a un torero que supo conquistarla. Dos orejas y vuelta al ruedo al toro en el arrastre.

Mientras Castrillón se marchaba a hombros de los monosabios, sus compañeros de terna lo hicieron caminando. David Mora trató de encender los ánimos en el primero de la tarde, y aunque consiguió los aplausos del público la faena se fue apagando. Escuchó dos avisos. La historia se repitió en el cuarto con el que el torero español supo justificarse pero no sus virtudes no fueron suficientes para emocionar al público.

López Simón volvió a Cali para defender su condición de vigente Señor de los Cristales. El triunfador de la feria del 2016 tuvo poca fortuna con sus toros. Su primero fue perdiendo fuerza hasta agotar la paciencia del torero. El quinto pocas ganas tuvo de embestir pero el diestro español se empeñó en robarle embestidas y consiguió pases con la muleta que arrancaron oles del tendido. Sin embargo, fue poco para acariciar algún trofeo. La tarde, ya tenía dueños.

Cali, Plaza de Toros de Cañaveralejo.
Segunda corrida.

Se lidiaron toros de Achury Viejo. Velero, número 435 con 440 kilos y lidiado en tercer lugar fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.

David Mora: saludo tras dos avisos y saludos.
López Simón: silencio y silencio.
Luis Miguel Castrillón: dos orejas y silencio.

No hay comentarios

Dejar respuesta