El Fandi y López Simón abren la Puerta Grande en la tercera en Murcia

0
1035

Cortaron dos orejas cada uno a los segundos toros de sus lotes y Manzanares también tocó pelo

La tercera corrida de la Feria de Murcia ha terminado con dos toreros a hombros. El Fandi y López Simón han cortado dos orejas cada uno a los segundos toros de sus lotes y se han convertido en los triunfadores de la tarde. También Manzanares le cortó una oreja al segundo de la tarde, pero no pudo redondear triunfo por culpa de la espada en el quinto.

FICHA: 

Se lidiaron cinco toros de Hnos. García Jiménez y uno -el primero- de Victoriano del Río. Destacaron primero, segundo, cuarto y sexto.

El Fandi, silencio tras aviso y dos orejas tras aviso.
Manzanares, oreja y ovación tras aviso.
López Simón, silencio y dos orejas.

Más de media plaza.

COMENTARIO:

El Fandi apostó fuerte en el inicio de faena a su primero, comenzando con las dos rodillas en tierra ligando en redondo con gran mérito y conexión con el tendido. Logró los mejores momentos con la mano derecha en una labor de ligazón que también tuvo su fase final más efectista con molinetes de rodillas y otros alardes. Dejó una estocada que necesitó de varios descabellos, perdiendo un posible triunfo. Hubo ovación para el buen toro de Victoriano del Río y también para el torero.

Al segundo de su lote lo toreó muy bien a la verónica cerrando con media. Puso cuatro pares de banderillas en un tercio muy celebrado por el tendido. En la muleta se encontró con un toro pronto y repetidor con el que lo vio más claro al natural, lado por el que lograría los mejores momentos de una faena larga que le valió dos orejas tras rematarla de estocada.

Le molestó el viento a Manzanares en el recibo capotero al segundo de la tarde, el primero de los de Matilla. También en la muleta, pero Manzanares se sobrepuso y mostró el empaque de su toreo diestro, domeñando las vivas embestidas del toro. Probó al natural y dejó algún muletazo bueno pero fue cuando volvió a la derecha cuando de nuevo subió el tono ligando por abajo, sometiendo y gustándose al mismo tiempo. El toro hizo amago de rajarse pero no lo dejó y le sacó otra buena serie. Mató de estocada y cortó una oreja.

En el quinto, Manzanares brilló con el capote en un quite por chicuelinas. El toro tuvo sus problemas en la muleta, de ahí que la faena fuera más dominadora que estética, logrando Manzanares quedar por encima de su toro. Fue una labor de oficio y trabajada a un toro que en sus manos pareció otra cosa. Dejó una estocada pero necesitó descabellar, lo que le impidió redondear triunfo.

López Simón comenzó la faena al tercero con muletazos por alto agarrado a la barrera. Rajadito el de Matilla, Simón intentó aguantarlo en la muleta pero el toro se iba suelto rehusando la pelea. Por mucho que cambió terrenos e intentó buscarle las vueltas, el toro se negó. Mató de pinchazo y estocada.

El sexto salió suelto del capote, impidiendo lucimiento en este tercio. López Simón brindó al público y comenzó la faena toreando en redondo con las dos rodillas en tierra. Su entrega hizo reaccionar al público, que se metió en la faena desde el primer momento. La primera serie diestra fue vertical y muy templada. Supo dejar la muleta puesta para evitar que el toro se rajara y lo enceló a base de temple, logrando series de mucha emoción rematada de bonitos pases de pecho. Su toreo vertical y de empaque le valió para triunfar con fuerza en esta tercera del abono.

No hay comentarios

Dejar respuesta