Fandi cumbre, Madrid mal.

0
158

En la corrida del 17 de Mayo, con toros de Fuente Ymbro, David Fandila “El Fandi” estuvo muy bien, cumbre, pero Madrid o, para ser exacto, una parte del público (me niego a llamar aficionados) que estaba  en la plaza y  el presidente del festejo estuvieron sencillamente mal, o para ser exactos muy mal.

En su primer toro El Fandi no tuvo muchas opciones, pero ya hay que resaltar  la actitud del Usía al impedirle poner un cuarto par de banderillas, amparándose no  se  en que articulo o argumento. Los comentaristas de la corrida (la vi por TV) tampoco acertaban a explicarse tal actitud.

Pero el cuarto toro, segundo del Fandi, fue un gran toro y el torero estuvo sensacional de principio a fin, con capote, con banderillas, muleta y espada. En este toro puso, el granadino, cuatro pares de banderillas, pues cuando salió a poner el tercero llevaba dos pares en las manos, y los puso  uno a continuación del otro sin solución  de continuidad.  En su estilo, en lo que es su tauromaquia, no se puede estar mejor. Yo diría que la faena en su conjunto fue redonda, no se puede estar  más entregado, más de verdad, haciéndolo todo con gran pureza.

A pesar de ello hubo un grupo de espectadores que constantemente pitaban y mostraban su disconformidad, lo cual es admisible pues habían pagado una entrada, y tienen derecho a aplaudir o a pitar, pero también los demás tenemos derecho a opinar que los que   pitaban  al Fandi,  con toda seguridad son muy malos aficionados. Siempre se ha dicho, con razón, que al buen aficionado le caben muchos toreros en la cabeza, saben que hay muchas tauromaquias, que todos no pueden torear como Finito, Morante o David Galván.

Y si fueran buenos aficionados se habrían dado cuenta de que el Fandi, en su estilo, lo estaba haciendo muy bien y con mucha verdad, por ello he dicho que con seguridad son muy malos aficionados, o bien tienen un problema  más grave, cual es el que van a la plaza solo a protestar porque, tal vez,  en su medio habitual o en su casa no se les da esa oportunidad, no se les permite.

Pienso que las Ventas de Madrid es la primera plaza del mundo, y tiene que ser exigente, muy exigente, muy seria y muy justa, pero la actitud que tuvieron con el Fandi no es ni exigente ni seria, es sencillamente caprichosa e injusta.

Les faltó, a los que pitaron e intentaron reventar la faena, la clase, el señorío y la equidad que debe tener la primera plaza del mundo, y que sé las tienen la inmensa mayoría de los aficionados que habitualmente van a las Ventas.

Del señor presidente se podrían decir  muchas cosas, que evitaremos comentar, solo destacar que a  nuestro entender había mayoría de pañuelos pidiendo la oreja y por tanto, ateniéndose al reglamento, debería haberla concedido. Fue injusto con el Fandi, él sabrá por qué.

Ya en Sevilla, la Sra. presidente, Dª Ana Isabel Moreno , le hurtó una oreja al Fandi en la pasada Feria, pedida por unanimidad.

Realmente este año el toreo granadino está teniendo mala suerte con los presidentes, pero eso no será óbice para que siga siendo una figura del Toreo con muchos seguidores, como lo viene siendo desde que tomó la alternativa en el año 2000, hasta el punto de haber sobrepasado muchos años las cien corridas de toros.

Enhorabuena maestro por su trayectoria en general, y en particular por sus actuaciones en Sevilla y en Madrid. ¡No se puede  estar  mejor!

Rafael Comino Delgado

 

No hay comentarios

Dejar respuesta