Esaú Fernández y Jiménez Fortes ovacionados en Sevilla

0
145

Ovaciones para Esaú Fernández y Jiménez Fortes 


3 Festejo de abono. Lunes 4 de abril de 2016

Los diestros Esaú Fernández y Jiménez Fortes escucharon las únicas ovaciones de la tarde en la primera corrida de toros del ciclo continuado, un festejo en el que no hubo triunfos debido al escaso juego de los toros de Tornay. Esaú destacó en el toro que abrió plaza y Fortes estuvo muy valiente en el quinto. Borja Jiménez también se esforzó pero no tuvo lote.

FICHA:

Se lidiaron seis toros de Manuel y Antonio Tornay, bien presentados y de escaso juego.

Esaú Fernández, ovación y silencio.

Jiménez Fortes, silencio y ovación.

Borja Jiménez, silencio y palmas tras aviso.

Menos de media plaza en tarde lluviosa y fría.

CRÓNICA:

La corrida estuvo amenazada por la lluvia caída durante todo el día, pero finalmente los toreros, tras reconocer el ruedo, decidieron torear y buena parte de la tarde lo hicieron bajo la lluvia. Al final ninguno pudo alcanzar la meta del triunfo.

Esaú Fernández se fue a portagayola a recibir al primero de la tarde en medio de un fuerte aguacero. El toro estaba medido de fuerza y Esaú lo brindó al público y comenzó la faena toreando directamente al natural, dejando una primera serie en la que aprovechó la inercia del de Tornay. Probó al toro por la derecha, pero por ese lado se quedaba más corto. Cuando volvió a torear al natural logró la mejor serie ligando dos muletazos con el de pecho a un astado que se dejaba. Lástima que en la siguiente serie le desarmara, rompiéndose el hilo de la faena. El de Camas se pegó un arrimón en el final de su actuación con circulares meritorios. Mató de estocada y descabello. Ovación.

Manseó en los primeros tercios el cuarto de la tarde, con el que Esaú no se pudo lucir de capa. Sí lo hizo en el quite Jiménez Fortes toreando con mucha quietud por gaoneras. Precisamente brindó el toro al diestro malagueño e intentó sacar partido por los dos pitones a un animal que no acababa de emplearse, limitando su labor. Mató de estocada. Silencio.

Jiménez Fortes ya se lució en el quite que le hizo al primer toro de la tarde. Sin embargo no pudo hacerlo en su toro en el recibo de capa porque el animal le apretó. También brindó al público y plantó cara con la derecha a un toro tardo al que dio algunos muletazos estimables por ese lado. Estuvo por encima de un astado bastante parado que limitó su faena. Mató de media y cuatro descabellos. Silencio.

El quinto fue cuidado en el caballo. Fortes comenzó con ayudados por alto sufriendo un par de coladas por el pitón izquierdo. Cuando lo intentó con la derecha, el toro también lo puso a prueba y aguantó con valor y firmeza  las dificultades de su enemigo. La faena fue un derroche de valor ante un enemigo peligroso. Estocada. Ovación.

No hubo lucimiento de capa por parte de Borja Jiménez en el tercero, que manseó en el caballo. Comenzó la faena con pases cambiados por la espalda y ligó con mérito con la derecha en las primeras tandas con firmeza ante un toro que se lo pensaba y que se fue parando. Insistente, Borja sacó todo el partido posible. Mató de pinchazo y estocada.

El sexto no se empleó en el capote y llegó a la muleta soltando la cara cuando Borja Jiménez se pudo a ligar los muletazos con la derecha. En la segunda serie lo desarmó y a partir de ahí el toro fue a menos a pesar de los intentos del torero de Espartinas. Prolongó la faena y mató de pinchazos y estocada. Fue aplaudido tras escuchar un aviso.

No hay comentarios

Dejar respuesta