Enrique Martínez Chapurra “Luis Miguel Dominguín le digo a mi padre que Morenitos había muchos en el toreo y había que buscar otro nombre, de ahí surge lo de Chapurra.”

Nuestro protagonista de hoy nace en el seno de una familia torera, de esa que desde el vientre materno se mueve en torero, de esos que te bautizan en el capote de paseo, nuestro protagonista es uno de los pocos románticos que quedan hoy en la tauromaquia, El maestro Rafael Ortega le decía a sus alumnos en la escuela taurina de la diputación de Cádiz, que “hay que ser torero hasta cagando” y Enrique Martínez “Chapurra” es de los toreros que solo viéndolo andar sabe uno qué es torero.

Chapurra vio la luz por primera vez en la taurina localidad de Andújar en Jaén, en julio hará 44 años de torería, y en su plaza la de Andújar se doctoro en tauromaquia de mano de Pepín Liria y de testigo Victor Puerto, corría septiembre de 2003.

Enrique Martínez Chapurra, sigues con las ilusiones intacta , con sus sueños, pero con la pies en la tierra conocedor de cómo está el torero actualmente.

¿Desde cuándo su afición a los toros?

Desde chaval, mi familia es de toreros, mi padre, un tío mío y un hermano mío mayor también hizo sus pinitos. Mi padre estuvo muchos años en la casa de Luis Miguel Dominguín, a su lado. Quiso ser torero y llego a torear bastante de novillero.

¿De dónde le viene lo de Chapurra?

Pues casualmente fue el maestro Luis Miguel el que le hizo anunciarse así. Fue curiosa la anécdota. Mi padre en las primeras novilladas se anunciaba Morenito De Andújar, porque somos de allí. Y Luis Miguel dijo que Morenitos había muchos en el toreo y había que buscar otro nombre. Le preguntó a mi padre que si tenían algún apodo en el pueblo y a un tío suyo todos le llamaban Chapurra y le pareció un nombre con muy distinto a Luis Miguel y entonces empezaron a anunciarlo así.

¿Cómo ha sido tu carrera profesional hasta el día de hoy?

La verdad que dura y con muchas dificultades. Empecé de niño por los tentaderos de Jaén, me apunté a la escuela de Madrid y empecé a torear bastante novilladas con ellos. Después debute con caballos y como se toreaba menos pues alternaba con novilladas sin caballos muy grandes y duras. Toree en Madrid varias novilladas bastante duras y no pude tener un triunfo grande, por lo que fue dilatada y dura mi etapa de novillero. También me pegaron una cornada muy fuerte sin caballos. La verdad que he vivido siempre la dureza del toreo.

¿Para los que no te conozcan como es el concepto de torear que diría  es el de “Chapurra”?

Pues creo que mi toreo y en el que siempre me decanté es un toreo clásico, artístico, siempre me decanté por los toreros antiguos de los que siempre veo muchos vídeos. Creo que ese toreo nunca pasará de moda en ningún momento.

¿Cómo ha sido su temporada?

Bueno pues un poco inusual para lo que un torero quiere. Tengo que torear mucho de sobresaliente para no quedarme parado y además agradecido porque muchas empresas cuenten conmigo. Si no fuera por esta situación creo que hacía tiempo que no me hubiera vestido de torero. El torear de sobresaliente es algo que lo considero circunstancial, es una manera de poder vivir del toro, pero que espero me cambien las cosas a mejor. Este año como en algún otro he tenido que matar algún toro por percances y la verdad que ha salido todo muy bien.

Espero poder salir de este encasillamiento que me han puesto de torear de sobresaliente, pero de momento es lo que tengo y a ello me aferro.

 ¿Cuál es el quite o festejo de esta temporada que se quedaría?

Hombre lógicamente el día de Olvera que pude salí a hombros con los maestros El Cordobés y Paquirri. Yo me preparo para eso para torear y si un día hay una oportunidad poderla aprovechar, cosa que toreando poco no es fácil.

Luego también ha habido muchos quites muy buenos en muchos sitios.

¿Cómo termina uno de sobresaliente?

Bueno al principio no me gustaba ir, lo pasaba mal. Pero vi que no había otra forma de poder seguir siendo torero y me tuve que adaptar, lógicamente porque la ilusión nunca la he perdido y tengo la esperanza de que me cambié la moneda.

Pienso que la dedicación y sacrificio que le dedicó al toro, aunque para mi no es sacrificio porque estoy enamorado de mi profesión, tiene algún día que llegarme algo bueno de alguna manera.

Siempre se dijo que cada uno manda en su hambre, pues yo mientras pueda ir solventándola seguiré luchando por mis sueños. Soy un loco romántico.

¿Un sobresaliente hoy en día puede vivir del torero?

Yo de momento sí, aunque cada día está todo más complicado. Tengo la suerte que hay muchas empresas que cuentan conmigo, son amigos en realidad con los que tengo un gran trato y al menos tengo ese apoyo. Pero como le digo hay que dar muchas volteretas por las plazas de Dios y muchos kilómetros hechos para poder sacar la temporada para adelante.

Enrique Martínez Chapurra “ soy consciente de cómo está el toreo.”

 Es uno de los sobresalientes que más torea, ¿por qué?

 Bueno porque como le digo muchas empresas cuentan conmigo, también hay otras que no, lógicamente.

 Bueno yo creo que toreo porque saben que esto me lo tomo en serio, que mi profesión es lo más importante para mí.

 Obviamente le hubiera gustado triunfar como torero y estar anunciado en las plazas importantes, ¿ se le nota que continua soñando en que esa oportunidad pueda llegar algún día?

Claro que sigo soñando con eso, si no sería muy difícil seguir aquí.

 Sé que mi situación es muy complicada, soy consciente de cómo está el toreo. Yo soy una persona con los pies en la tierra, no soy ningún fantástico. Pero pienso que mi confirmación en Madrid como todos mis compañeros de mi hornada la han tenido y creo que no es nada descabellado pedirlo.

 También tengo mucha ilusión de volver a torear en mi pueblo Andújar, la gente me quiere y sé que iba a ir la gente cuando me anuncien.

 En la vida y en el toreo más, siempre tenemos que tener metas y sueños aunque sean difíciles de que se cumplan no por uno si no por la situación del sistema.

 Muchos no lo echan cuanta ¿Pero es importante la labor de un sobresaliente?

Muy importante, para la gran masa pasamos desapercibidos, casi de incógnito, pero para los buenos aficionados no. La gente me conoce en casi todos los sitios que voy, he ido a muchas ferias buenas y hice algunos quites buenos que sobre todo el buen aficionado te lo reconoce, eso la verdad que me da mucha moral para seguir.

¿Qué sueños le quedan por cumplir en esta vida?

Muchos, muchos. Cada día que voy a entrenar por la mañana, me levanto con el sueño de esa oportunidad que sé que está por llegar.

Cada vez que voy al campo y pego 20 pases de los que a mí me gustan soy el hombre más feliz del mundo, no me cambió por nadie.

Como le digo soy un loco romántico del toreo. Muchos pensarán y largará de mi, pensando que a donde voy, pero todo eso me da absolutamente igual.

Quién sabe si en la historia del toreo pueda salir un sobresaliente del anonimato, aquí nunca se sabe lo que puede pasar, no hay nada escrito en la vida de nadie.

El camino está ahí y hay que andarlo de una manera o de otra, a mi me ha tocado esta, pues dispuesto estoy a andarlo. 

Para finalizar, diga lo que desee pero dígamelo con absoluta libertad.

Pues lo que deseo es que me puedan poner en Madrid, soy un torero de aquí. Confirmar se que para la situación en la que me encuentro no es fácil, pero porque no??. O también a ver si me pusieran de sobresaliente en la primera plaza del mundo, nunca se sabe. Desde luego en casa sí que nunca va a pasar nada.

Lo único que digo es que aquí está un torero y lo que quiere es torear.

Mando un saludo a todos los lectores de Desdelcallejon.com y mi enhorabuena, lo hacen genial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.