Educación en las Escuelas Taurinas

0
394

Conozco muchas Escuelas Taurinas y a muchos de sus profesores , se cómo funcionan, lo que enseñan y como lo enseñan.

Precisamente por ello he dicho y escrito, en repetidas ocasiones, que ” es triste pero actualmente hay más respeto y educación en las Escuelas Taurinas que en muchos colegios”.

En la Escuelas Taurinas, naturalmente, se enseña la Tauromaquia y la técnica del Toreo, que es su principal objetivo,  pero también se enseñan otras muchas cosas que sirven para formarse como personas de  bien , como  ciudadanos honrados, algo que en nuestra sociedad se  echa en falta con demasiada frecuencia. Muchos chicos, que estaban abocados a terminar siendo delincuentes, drogadictos  y, en definitiva, desheredados  del sistema  han podido reconducir su vida  gracias a las Escuelas Taurinas, donde les han ayudado y conducido por el buen camino.

Todos , absolutamente todos los profesores de Escuelas Taurinas , lo primero que dicen a los alumnos es que, “si importante es ser figura del Toreo mucho más importante es ser persona, ser un buen ciudadano”.

A partir de este principio los profesores se ocupan de trasmitir  a sus alumnos unos valores fundamentales  como, respeto  hacia los demás ( a todos sean de la condición que sean), respeto a la libertad  de todo el mundo,  a la dignidad de la persona, cumplir la palabra dada,  ser solidario con los demás, ser disciplinado,  entender que todo logro importante requiere  esfuerzo y sacrificio,  ser honrados, etc.

Todos esos principios se echan en falta en algunas personas que ejercen cargos públicos, y por tanto deberían dar ejemplo, pero justamente dan el ejemplo contrario.

Estamos viendo cada día como políticos que están en contra del Toreo prohíben las corridas de toros en sus ciudades(lo cual va contra la libertad de los aficionados, pues la Tauromaquia es Bien Cultural Inmaterial de España), quitan las subvenciones  a las Escuelas Taurinas, caso de Madrid, Alicante y otras, pero al mismo tiempo subvencionan actos  con matices políticos, sectarios, en interés propio, a veces  ofensivos para la libertad en general y en particular  la religiosa, como por ejemplo la Sra. Carmena en Madrid que subvencionó   unos titiriteros que ofendieron los cristianos en su actuación. Hay muchos más ejemplos.

Los políticos antitaurinos dicen que prohíben los toros porque es algo violento  pero inculcan odio entre personas cada vez que hablan, caso de los que gobiernan el ayuntamiento de Madrid, Barcelona, Zaragoza,  y otros muchos. Recuerden el concejal Zapata que quería meter  a todos los judíos en el cenicero de un coche. No digamos cuando hablan los Srs. iglesias o Monedero. Eso es normal para ellos.

Propondría a los profesores de las Escuelas Taurinas que inviten a la Sra. Carmena, a los regidores el Ayuntamiento de Alicante y a todos los que  actúan en contra del Toreo,  a algunas de sus clases  a ver si aprenden algo del civismo que allí se imparte, se aprende y se practica.

Si, como es previsible, no aceptasen la invitación podrían enviarles un programa con las enseñanzas, no referentes exclusivamente a la Tauromaquia, que imparten.

Rafael Comino Delgado

No hay comentarios

Dejar respuesta