Diego Ventura y Andrea Bocelli, encuentro de dos genios

Que la Tauromaquia es un arte sin fronteras queda probado una vez más con el encuentro que estos días han mantenido en La Puebla del Río el rejoneador Diego Ventura y el tenor italiano Andrea Bocelli, que ha rendido visita al jinete en su casa para cumplir su ilusión por conocer “a una estrella viviente”, en palabras del cantante. Tan es así que Bocelli ha viajado a Sevilla exclusivamente para conocer a Ventura, quien le ha recibido con el entusiasmo de quien tiene en su casa “a uno de los más grandes de la música de los últimos años en todo el mundo”. A Diego y a Andrea les une su pasión por el caballo. “Siempre ha estado en mi vida –dice el cantante-. Siendo niño, el caballo era mi medio de locomoción. Mis amigos tenían moto y yo, un caballo”. “Me ha sorprendido su afición tan fuerte –añade el jinete-. He comprobado cuánto le gusta montar y, no sólo para pasear, sino también para cabalgar, para hacer piaffe, paso español… Es un enamorado del caballo y de la equitación, le tiene devoción. Le pone muchísima pasión y la pasión forma parte de cómo yo veo la vida”.

En su visita a El Rincón de Diego, durante la que pudo montar en varios caballos del jinete cigarrerro, Bocelli reconoció que “entrar aquí es como entrar en el paraíso. He tenido la ocasión de montar caballos fantásticos y ser testigo de lo que Diego hace con ellos, que es un verdadero espectáculo, un verdadero placer. Son caballos con virtudes elevadas a la enésima potencia, especialmente entrenados y adaptados al hombre”. A Ventura, por su parte, le impresionó saber cómo “aparte de ese don que tiene en su voz, también la tiene que entrenar y la tiene que educar y eso se me asemeja mucho a lo que es mi profesión, en la que uno puede tener ese don, pero también tienes que entrenarlo todos los días para mantenerlo vivo”.

En esta visita a La Puebla del Río, Andrea Bocelli estuvo acompañado por su hijo, también tenor, Mateo Bocelli y por el director del Centro Ecuestre España-Italia, Pascual Vereta. A partir de este primer encuentro, queda sellado ya un vínculo especial y cercano entre Diego Ventura y Andrea Bocelli, dos genios que se admiraban desde la distancia de sus mundos tan diferentes, pero, a la vez, tan similares y que ya se sienten intensamente unidos por el amor incondicional por un animal que ha marcado sus vidas, el caballo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.