Desigual novillada en Guadarrama de Fuentespino en la segunda de Feria

0
798

FICHA DEL FESTEJO



Feria de Guadarrama. 2ª novillada picada.
Un cuarto de entrada
Novillada con picadores de Fuentespino.
Angel Sánchez (Ovac. / OO)
Rafael Serna (Ovac. / O)
Pablo Mora (Ovac. / O)

Novillada aquerenciada y falta de raza esta tarde en Guadarrama, donde tan solo se salvó el cuarto novillo con un buen fondo de nobleza. Buena faena de Sánchez que desorejó al 4º de la tarde y mucha voluntad y disposición de Serna y Mora que cortan una oreja cada uno.

FOTO: Marisa de la Torre
FOTO: Marisa de la Torre

Ángel Sánchez tuvo dos ejemplares muy distintos en comportamiento. Un primer novillo terciado que no acabó nunca de romper en los vuelos del capote. Destacar los dos pares de banderillas de Iván García. Ya con la muleta, la faena se basó en una labor voluntariosa pero con un novillo que no paraba nunca, siempre andando y teniendo la querencia de las tablas muy marcada. Con su segundo, un animal con ese punto de raza que le hacía más emocionante en las primeras arrancadas. El torero estuvo muy firme, consiguiendo tandas largas de muletazos a base de consentir al animal para que acabara rajandose.

FOTO: Marisa de la Torre
FOTO: Marisa de la Torre

Rafael Serna se encontró con el peor lote. Un primer novillo flojo y desrazado donde ya con el capote se le vio en buen concepto del toreo sevillano. Faena voluntariosa, donde con un animal tan flojo era difícil sacar partido. Con su segundo, el novillo más fuerte del encierro y descarado de pitones, al igual que sus hermanos siempre aquerenciado, cuajo una faena muy meritoria a base de ponerle empeño y mucha voluntad. Mató de buena estocada y el presidente a buen criterio concedió una oreja.

FOTO: Marisa de la Torre
FOTO: Marisa de la Torre

Pablo Mora, anduvo con muchas ganas en sus novillos y a pesar del escaso bagaje demostró tener el oficio aprendido dando la sensación de llevar un número mayor de festejos. Al primero le recibió con tres faroles de rodillas que hizo calentar al público de Guadarrama. Un animal bajo, bien hecho pero algo saborío en sus embestidas, ya había blandeado en varas, Pablo consiguió cuajar buenas tandas de muletazos largos y templados, siempre a su altura para no molestarle. Una faena limpia y basada en una buena técnica aprendida, con un novillo complicado por su condición de falta de fuerza. Con la espada no estuvo acertado perdiendo el trofeo. Con el segundo, de su lote un animal nada exagerado pero muy astifino, brindó al torero local Víctor Álvarez. Tuvo a un torero que ofreció una faena basada en el mérito y aguante de los parones del animal, donde hubo momentos de pitones en la barriga del torero. Valor le ofreció Pablo, donde a base de esfuerzo y una estocada entera consiguió cortarle una oreja.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta