Cuando poder…es querer (Jackeline Medina)

0
279

Plaza de toros Santa María de Querétaro (México), media entrada.
Toro de Fernando de la Mora con poca fuerza y siete de Bernaldo de Quirós variados de presentación y juego, uno de San Pablo de regalo para rejones que fue bueno.

Santiago Zendejas, palmas y vuelta en el de regalo.
Enrique Ponce, ovación, silencio y oreja.
Octavio García “El Payo” oreja, oreja y palmas.

Los Forcados Queretanos hicieron dos buenas pegas.

 

Octavio García “El Payo” raza torera, poder y mando ha tenido esta noche tras lidiar dos ejemplares de Bernaldo de Quirós que pedían estar a la altura, con voz y mando que fue como El Payo pudo hacerse de los toros y cuajarles buenas faenas que han calado en el público que ha disfrutado de ese Payo que estaba un tanto perdido en fechas anteriores. Una oreja le ha cortado a sus dos primeros de la noche con un poderío que tenía dormido y hoy le ha salido a flote, la noche pintaba para ser de arte y elegancia, pero la exigencia del ganado, el cual pecho de falta de fuerza dejo mucho que desear, pero al final dio el triunfo al torero de la tierra, una oreja a sus dos primeros toros para así salir en hombros tras una maratónica noche de ocho toros lidiados y uno devuelto. Pero una salida triunfal al clamor de su gente que le sigue tarde a tarde.

 

El Maestro Enrique Ponce, pechó con el garbanzo negro del encierro, tras tocarle en suerte sus dos primeros que poco podría hacerles, en su primero falló con los aceros sino hablaríamos de una puerta grande, pero lamentablemente, tras una faena con muletazos aislados a un toro parado intentando por ambos pitones, mato de un pinchazo hondo y escucho palmas.

Al segundo un toro bien presentado al cual intento sacar agua de una piedra sin obtener respuesta y fue silenciado en su labor, al tercero que ya con un poco más de fuelle Ponce disfruto con el capote con bonitas verónicas, ya en la muleta disfruto con el toro que pasaba de más a menos con tandas que en algún momento salía con la cara a media altura, pero el valenciano aprovecho cada embestida y hasta las famosas Poncinas estuvieron coreadas en su repertorio, su fallo con la espada le hizo pasear un apéndice.

 

El debutante, Santiago Zendejas ha lidiado a su primero, uno de Fernando de la Mora que se paró muy temprano y el joven queretano por más que intentaba sacarlo de su querencia, era imposible, un toro que fue de más a menos, intento sin poder redondear su debut, mato de rejón un tanto desprendido y escucho palmas.

A su segundo, un toro de regalo de la ganadería de San Pablo, fue el que le diera materia prima para poder hacer una bonita faena que le dejo demostrar al público que tiene patas para gallo, el toro buenísimo le hizo una faena bonita, con quiebros en la cara del toros, lo llevo al sesgo para deleite del público, sin duda un gran toro que de haber sido certero con la espada Zendejas, un apéndice habría paseado en su debut, quedando en una meritoria vuelta al ruedo.

 

Los forcados queretanos han pegado al primer intento en varios toros y han sido ovacionados por el público.

TEXTO Y FOTOS: Jackeline Medina

 

No hay comentarios

Dejar respuesta