Cristóbal Reyes y las ganas de querer ser torero

0
705
FOTO: Andrés Gete
ADELAIDA RODRÍGUEZ | Diego Carretero – Jorge Isiegas – Cristóbal Reyes


Plaza de toros de Guadarrama, 30 de Septiembre de 2017. Segunda de Feria. Media entrada en tarde agradable. Seis novillos de Adelaida Rodríguez, bien presentados y mansa con matices.

Diego Carretero (ovación y ovación)

Jorge Isiegas (silencio y silencio)

Cristóbal Reyes (dos oreja y ovación)

Cristobal Reyes fué el triunfador de una seria y deslucida novillada del hierro salmantino de Adelaida Rodríguez.

Diego Carretero abrió la tarde con un novillo muy aquerenciado que siempre busco las tablas desde los inicios. Novillo de embestidas descompuestas, el torero llevo a cabo una faena meritoria donde también acuso la falta de fuerza con la consiguiente dificultad de intentar sacarle muletazos a un animal con esas características. Torero con oficio mató de estocada entera y recibio ovación ue embistió descompuesto y tendió a defenderse cuando el torero trató de llevarlo más allá del tercio. Anduvo solvente el albaceteño que además lo remató de buena estocada.

El cuarto fue un novillo muy serio, con cuajo de toro y el que también fué el más complicado del encierro. Carretero tiró de oficio frente a un animal complicado que cabeceo en toda la faena de muleta, violentandose por momentos.

FOTO: Andrés Gete

Jorge Isiegas se topó con un primer novillo con poca transmisión a pesar de las embestidas desclasadas que ofrecia. Un punto reservón el torero mantuvo siempre una buena disposición con el fin de agradar.

Con el quinto de la tarde, Isiegas se encontró con un animal muy parecido en comportamiento a su hermano de camada. Un animal que siempre se mantuvo a la defensiva y que poco resultado pudo sacar. El torero en todo momento quiso dejar patente las ganas con la venía a Guadarrama pero era practicamente imposible sacar partido del animal. Con la espada no estuvo acertado.

FOTO: Andrés Gete

La sorpresa de la tarde fué el torero jerezano Cristóbal Reyes que hacía su segundo paseíllo de la temporada. Ya desde el mismo momento en que se fué a la comprometida porta gayola mostró las ganas con la que venía a Guadarrama. Puso banderillas y ya con la muleta mostró las ganas de querer ser torero, dando una dimensión de novillero con ganas a pesar de escaso bagaje. Acabo con unas bernardinas ceñidas y mató de forma certera cortando dos orejas.

Con el segundo de su lote, el mejor del encierro, fué el novillo que mas raza sacó del encierro tuvo el gesto de dejar llegar de lejos al caballo. Con la muleta volvió a demostrar las ganas de no dejarse ganar la pelea. Se pegó un arrimón entre los pitones después de sacar buenas tandas templadas. Mató de forma certera y fué ovacionado.

FOTO: Andrés Gete

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta