Centro de Interpretación de la Tauromaquia en Zaragoza

1
1539

La Plaza de Toros de la Misericordia, también conocida como el coso de Pignatelli, es una de las plazas más antiguas de España. Fue la primera plaza de toros estable de Zaragoza, y se construyó en el siglo XVIII gracias a la iniciativa de Ramon de Pignatelli, regidor del Hospital y la casa de la Misericordia.

La plaza de toros de Zaragoza, joya arquitectónica creada por D. Ramón Pignatelli , acoge en varias salas hasta ahora desconocidas, el Centro de Interpretación de la Tauromaquia. Gracias a la Diputación Provincial de Zaragoza que se ha encargado de restaurar estas zonas y montar esta obra, podemos ver los orígenes de la Tauromaquia, sus ritos, liturgias y conocer a fondo la plaza de toros y su historia.

PLAZA DE TOROS DE ZARAGOZA

La Plaza de Toros de la Misericordia, también conocida como el coso de Pignatelli, es una de las plazas más antiguas de España. Fue la primera plaza de toros estable de Zaragoza, y se construyó en el siglo XVIII gracias a la iniciativa de Ramon de Pignatelli, regidor del Hospital y la casa de la Misericordia.

Hasta fines del siglo XVIII, los festejos taurinos se celebraban en los alrededores de la Aljafería, Coso y Magdalena, y en las Fiestas del Pilar de 1764 se inauguró la primera plaza de toros de Zaragoza.

La denominación de Coso de La Misericordia aludía a su vinculación con la Casa de la Misericordia, que se mantenía en parte gracias a los beneficios conseguidos con los festejos taurinos.

El primer coso de madera fue sustituido por otro de ladrillo y piedra en el siglo XIX, que tras diversas transformaciones le dan su actual configuración, cuyo diseño nos recuerda a la arquitectura musulmana.

Con los años ha sufrido diferentes reformas. En 1916 se hizo la reforma que le da el aspecto actual, ampliando el aforo de la plaza y dotándola de porche y deambulatorios. Se amplían las gradas y andanadas, se construyen la enfermería, conserjería y oficinas y se embellece la fachada exterior, quedando tal y como podemos verla en la actualidad.

En 1988 comenzó a instalarse la cubierta de la plaza, cuyas obras terminaron en las Fiestas del Pilar de 1990.

En los últimos años se remoron los tendidos y se construyó un edificio auxiliar para el bloque quirúrgico y la sala de prensa.

Es la primera plaza de toros de España que contó con cubierta, fija sobre los tendidos y móvil sobre el ruedo. Este cierre de teflón ha permitido diversificar las funciones del coso taurino y celebrar otro tipo de eventos.

1 Comentario

  1. Con este museo en los sótanos, que tuve el privilegio de conocer, cuando lo estaban rehabilitando, se ha convertido en una plaza que da gusto visitar, a pesar de que su cencejal de fiestas, esta misma mañana en Radio Nacional de España, no tenga a bien mencionar para nada la fiesta de los toros en Zaragoza, cuando ayer mismo se llenó tres veces. Mañana, tarde y noche con espectáculos taurinos del gusto de los ciudadanos de Zaragoza. Una pena de ediles

Dejar respuesta