“Calerito” triunfador del festival en El Castillo de las Guardas

0
280

Entretenido festejo el celebrado en la coqueta plaza de El Castillo de las Guardas, donde el “marcador” no reflejó el alto contenido artístico por culpa de los aceros.

El sevillano Fernández Pineda, demostró sus pulcras maneras interpretando un torero clásico y artista ante el abreplaza. Pineda cuajó por ambos pitones series muy bien hilvanadas y estéticas. Expresó curtido oficio y estar preparado para mayores compromisos con un toreo vertical y acompasado. Dibujó varios naturales de muchos quilates ante la frialdad del público. Faena de gran estructura y contenido. Estocada, el descabello lo empañó todo ante uno bueno de Juan Pedro Domecq.

Martín Núñez, firmó una faena artista. El diestro sevillano se expresó con aires gitanos y con mucha prestancia en su quehacer. Toreó a compás con el capote. El percal se meció con mucho temple y expresión en verónicas muy toreras. Y ligado con la franela, además de impecable en tiempos y cites. El natural surgió con recorrido y hondura, en un pasaje de gran belleza y mano baja. Mientras a derechas la limpieza y la ligazón fueron sus virtudes. Capacidad y toreo sentido en una labor de alturas y ritmo. La espada le privó los trofeos. Buen astado de El Parralejo.

Fernando del Toro, estuvo muy metido desde el principio. Recetó varias largas cambiadas muy apretadas y verónicas muy garbosas. Del toro, con la muleta, entendió al exigente astado de Albaserrada al que impuso su buen criterio. Hubo mando, firmeza e imposición por parte del novillero sevillano en una labor de gran metraje. Fernando se fajó con su oponente en un quehacer de mucha transmisión y buen torero. Con la pañosa en la diestra la ligazón fue su pilar y al natural, la hondura. Un novillero que volvió a demostrar que debe estar en el escalafón mayor por oficio y buen concepto. Estocada recibiendo. Oreja importante.

‘Calerito’, se enfrentó a un astado de Osborne muy despegado del suelo. Juan Pedro García ofreció firmeza y buen oficio ante un manejable cuarto. ‘Calerito’ reveló buenas formas y ambición desde que se abrió con el percal. Plasmó un variado tercio de banderillas con exposición y entrega. Así estuvo en líneas generales ‘Calerito’ en su amplio quehacer con la muleta. Pasajeó por ambos pitones con mando ante uno desclasado en general. Lo mejor su disposición a la que añadió derechazos de buen pliegue. Las bernadinas de final de gran riesgo ante un astado sin humillar y muy apretadas. Estocada y dos orejas.

Rodrigo López, mostró falta de rodaje. Un aspirante poco placeado que dejó entrever buenos detalles dentro de un concepto clásico ante un astado muy complicado que se revolvía a mitad del viaje. Su entrega, le valieron un par de volteretas y la demostración de no dar un paso atrás con el difícil cierraplaza.

 

Astados a de Juan Pedro Domecq, El Parralejo, Albaserrada (3º y 5º), Osborne. Dispares de presentación y de buen juego en general.

Entrada: “Casi lleno” en tarde agradable y despegada

Fernández Pineda; ovación tras petición.

Martín Núñez; ovación tras petición.

Fernando del Toro; Oreja.

Juan Pedro García ‘Calerito’; dos orejas.

Rodrigo López; Ovación

FUENTE: Agencia Taurina (Eventos Taurinos Multimedia)

 

FOTO: Álvaro Pastor

No hay comentarios

Dejar respuesta