Antonio Nazaré “Quiero estar en las Ferias sin mirar el hierro”

0
1506

El sevillano Antonio Nazaré regresa a su localidad de Dos Hermanas después de su triunfal encerrona del año pasado.

Nazaré que recientemente ha toreado en La Maestranza la corrida de Miura “Sin lote para el triunfo pero con unas sensaciones muy buenas” se encuentra con la responsabilidad de estar nuevamente en su tierra. Antonio Nazaré afirma que trenzar el  paseíllo “Me llena de alegría estar en la Feria de mi pueblo”.

Un esfuerzo importante en Sevilla con la corrida de Miura pero sin suerte en lote.

“Es cierto que hubo toros que dieron opción al triunfo pero desde luego mi lote no fue así. Me tocó un lote muy difícil con el que sólo pude demostrar con la entrega que iba a Sevilla y la disposición. Hice un esfuerzo y todo el mundo lo vio. La gente lo ha valorado y vieron que estuve por encima de mi lote pero personalmente buscaba un triunfo importante”.

Una tarde de crecimiento profesional de Antonio Nazaré.

“Cuando llegué al hotel no tenía la felicidad del triunfo pero sí tenía la conciencia tranquila de haberme entregado por completo. Lógicamente el esfuerzo fue mayor con el segundo del lote, porque el primero se caía y debió ser devuelto, además la afición se puso en contra y así era casi imposible. Pero con el cuarto la cosa cambió y se pudo comprobar a un torero entregado en cuerpo y alma. Ese fue el típico Miura que la gente está acostumbrada a ver, un toro muy difícil, que vendía muy cara cada embestida y que me puso a prueba constantemente. La pena que el esfuerzo no se vio reflejado con la espada que cayó tendida y después el toro tardó mucho en caer. A pesar del descabello, La Maestranza me sacó a saludar con una sonora ovación y eso sin duda, es un reconocimiento muy importante tras haberme vaciado con el toro. Al final te quedas con eso y con las buenas sensaciones que tuve con la corrida. La primera vez que estoqueaba una de Zahariche y la prensa y la afición, la han catalogado de solvencia y profesional, y eso me llena de satisfacción”.

Está claro que un triunfo con  la de Miura hubiera cambiado la cosa personalmente.

“Soy consciente que ahora mismo no estoy para elegir circuito. Yo lo que quiero es torear y estar en las Ferias sin mirar el hierro. La prioridad es no estar parado y poder disfrutar de vestirte de torero, me he anunciado con muchos tipos de ganaderías y nunca he dicho que no. Está claro que buscaba un aldabonazo con la de Miura pero la suerte también influye en los lotes”.

Llega un nuevo compromiso. Cartel rematado y delante de tus paisanos en la Feria de Dos Hermanas.

“Un cartel muy bonito con dos figuras como son El Cordobés y ‘Paquirri’. Es mi tierra, mi gente y el año pasado me encerré con seis toros en la Feria y me llena de ilusión volver a torear en Dos Hermanas.  Ahora es cuando más feliz me hace lo del año pasado, porque al margen del triunfo que tuve y de lo bien que salieron las cosas, mi pueblo llevaba sin toros cuatro años y el esfuerzo que hicimos tanto mi apoderado como yo, ha merecido la pena. Y este año un empresario se ha aventurado a dar toros y eso nos llena de felicidad a todos”.

No es fácil dar toros en Dos Hermanas

“No es nada fácil. Existen muchas complicaciones de todo tipo. La documentación es necesaria pero a la vez añaden otras presiones para dificultar la creación del espectáculo. A pesar de tantas trabas burocráticas, la afición responde y la Ciudad disfruta de una tarde de toros en su Feria. La gente tiene ganas de toros en Dos Hermanas y las taquillas están a buen ritmo”.

¿Torear en Dos Hermanas añade mayor responsabilidad?

  “Me añado más presión por el compromiso ante mis paisanos. Todas las tardes están cargadas de responsabilidad pero la presión se mide de otra forma en días así. Estoy deseoso de cuajar un toro como a mí me gusta y dedicárselo a mis partidarios. También es muy importante un triunfo porque habrá todo tipo de prensa y todo lo que se haga va a tener mucha trascendencia en los medios”.

Llegas a la cita en plena madurez y en un gran momento.

He tenido un año importante y un invierno muy bonito en América donde he triunfado. México me ha servido para progresar mucho, para seguir buscando interiormente el toreo que yo siento  y para no parar de torear. La verdad que estoy un gran momento de madurez, aunque casi todos los toreros decimos lo mismo, pero en mi caso Sevilla ha podido comprobarlo en la primera corrida de la temporada española”.   

No hay comentarios

Dejar respuesta